Tuiteame éste

lunes

LOS CASOS DESCLASIFICADOS DEL PSIQUIATRA HUMORISTECH

Estos casos que cuento aquí, no pierden su carácter confidencial, son para ser analizados por los jóvenes que estudian psiquiatría, psicología u otras ramas y que quieren ejercer esta ciencia de forma legal, no como yo que soy un simple aficionado, he aquí un par de esos casos.
El Caso de la Chica Ninfómana.
Una joven se encontraba preocupada por un problema, que era una terrible obsesión, tanto dio que tuvo que venir a mi consulta, la hice recostar en el diván y que me contara, ella dijo: Bueno señor psiquiatra, mi caso es este, cuando yo veo a un hombre me le lanzo encima de una, me le entrego como una loca, le hago todo tipo de barbaridades, los movimientos que no se han inventado los invento, no me importa como sea el tipo, manco, gordo, virolo, etc..., y si viera en los dos sitios donde trabajo -día y noche, para mantenerme-, no puedo ver a un hombre que esté con una compañera pues también busco la forma de pasármelo por el buche, dígame, ¿estoy enferma?, ¿qué puedo hacer?
Le dije: primero que todo, cualquier tentación que tenga conmigo este diván es bastante cómodo y...
¡Ay doctor, que cosas tiene usted!,
¿Y cómo lo sabe usted? Le repliqué
Pero doctor, vengo a que me cure
¡Suerte negra que tengo! -dije para mis adentros-, luego le dije: ...bueno, yo la ayudaré, usted es una clásica ninfómana y se nota que tiene un caso agudo de ninfomanía obsesiva en grado superlativo, que debo tratarle por varias semanas, para poder erradicárselo
¿Ninfómana doctor? Y para ese tratamiento, ¿debo venir muy seguido para acá entonces?
Pues sí y son sesiones de dos horas o más, para aplicarle bien la terapia o para que usted se ablande conmigo a ver si me toca alg..., para curarla.
¡Ay eso espero doctor!, pero me gustaría que me diera un récipe con esa enfermedad bien escrita y explicada para justificarme en los dos sitios en que laboro
¿Lo quiere con eso escrito?, ¡puedo poner otra cosa, para disimular!
No doctor, ponga eso para que vean en mis dos empleos que es una enfermedad fuerte
¿Segura?
¡Si doctor!, ¡Pues si usted viera lo duras que son tanto la dueña de la agencia de damas de compañía como la del burdel donde yo trabajo para dar permisos.
El Caso del Actor de Cine.
Un joven actor sin oportunidad de trabajo, se acerca a mi consultorio con un trauma, el caso es el siguiente:
Señor Pesiquiatra, mi caso es el que sigue...
Psiquiatra, le acoté-, dígame usted
Bueno, hace unos días señor Pesiquiatra, fui a un casting para realizar una película nacional, llevé mi curriculum, mi rango (foto - poses) ente otras cosas, y el productor - director me dijo: Mira, esta es una película hecha en Venezuela, pero como el cine nacional nunca da buenos dividendos, pues yo lo voy a hacer en formato para VHS, Internet, DVD, etc.
Le pregunté de que trataba la película y me dijo: Es la mejor forma de sacar el cine nacional de su poca rentabilidad, en el que no veremos lo de siempre: Cerros, malandros, bares con humo y una rocola con pura salsa, corruptos, disparos, tristezas, niños de la calle, temas frívolos y sin atractivo, etc., en fin tú me entiendes..Bueno, sí, creo, pero
¿Y de que tipo es la película entonces?
¡Es cine pornográfico!. me dijo él sin titubear.
Yo reculé en ese momento señor Pesiquiatra
-Psiquiatra-, pero sigue, ¿y qué ocurrió entonces?
Bueno, el hombre me dijo que yo sería el único hombre en la película, yo en forma suspicaz le pregunté ¿único hombre, y los demás gays o qué?
No el único hombre, y el parlamento lo dejo en tus manos...
-¿?- expresé con mi mirada, cosa que él comprendió.
Luego señor Pesiquiatra ...
-Psiquiatra-,
...bueno eso, a los días comenzó la película y yo era el único hombre
¿Y dónde está el problema pues?, le pregunté.
Bueno señor Pesiquiatra, que yo fui el único hombre, y no había mujeres, pues en la película estaba solo, eso era un monologo de yo con yo con dos horas de duración, repitiendo escenas y eso no lo sabía señor Pesiquiatra.
¡Psiquiatra, por última vez!, la “P” aquí no se pronuncia y no sé cuál es el problema, explícalo ya pues y recuerda que la “P” se elimina...
¡ues bueno señor siquiatra, el roblema es que or hacerme tanto la aja en esa elícula, ahora tengo roblemas ara hacer que se me are la aloma, ¿me uede ayudar?!

1 comentario:

Gaby dijo...

Jaja, buena la historia de la ninfómana, felicidades por el cumple!

Por cierto, se me olvidó mencionar que el top 25 era de venezolanos aun vivos, pero gracias por las observaciones.

Saluditos!!!

Por cierto, todo bien? Supe que tembló por allá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...