Tuiteame éste

domingo

Historias Verdaderas que Parecen Mentiras

¿Cuántas veces no les ha ocurrido algo en extremo gracioso, que al contarlo…¡pierde la gracia!? Esas mis amigas y amigos, son cuestiones del momento, para vivirlas, son sus ¡instantes!. Aunque la recreemos de manera divertida en la mente, al querer reproducirla no es así, pero ¿eso le quita el valor de gracia y las sonrisas/risas dadas? Para nada. 

Hoy reflejo 3 historias que me han dicho. Las 3 fueron casos reales, graciosos cuando los oí, pero que van perdiendo empuje y cuando los cuentas, siempre consigues a alguien que te dice ¿en serio?. Y es que decir la verdad, es lo menos creíble que hay; pero que sabroso es ver la cara de las personas dudando de ti por lo dicho y que tu tengas tu conciencia limpia. Esos instantes saben mejor que el maní japonés. Luego, arrepentidos por no haberte creído, les tendrás comiendo en la mano y podrás pedirle plata prestada sin pagar cuando gustes. 
TinyDeal, novedades a buenos precios, con envío GRATIS a tu país 
Quit Smoking 11pcs Aluminum Cigarette Cartridges for Ego-vivi
Quit Smoking 11pcs Aluminum Cigarette Cartridges for Ego-vivi
$4.69$5.83


1) En una sesión abierta, un grupo de parlamentarios debate por un problema de una comunidad. El punto en específico es la falta de agua en dicho sector. Uno de los diputados que ha estudiado el caso pide la palabra y explica: ¡El problema coterráneos en este sector, es que está muy alto y las tuberías muy viejas; hacen falta motores en la sub-estación para bombear más agua; por ello quiero solicitar la compra de las requeridas bombas de agua!. Un diputado, de esos que se ganaron el puesto de bromita, ayudado por la palanca partidista, aunque siendo del mismo partido, pide la palabra ya que algo debía decir aunque no supiese del tema. 
¡Compañero diputado, creo que hablo en nombre del pueblo que nos eligió y del mío propio, para que nos explique bien lo de las bombas! ¿para qué se necesitan realmente?. ¡Bueno compañero diputado, todo se resume en que lo que allí afecta es la Ley de Gravedad y por ello no llega el agua al lugar!. ¡Pues eso sí que no podemos permitirlo compañero diputado! ¡Exijo al Presidente del Consejo Legislativo para que esa Ley se derogue de inmediato, pues el día que la aprobaron yo no estaba aquí!. 
(ISA) T35 3.5 Spreadtrum SP6820 Android 2.3.5 Smart Phone
(ISA) T35 3.5" Spreadtrum SP6820 Android 2.3.5 Smart Phone
$58.99

2) Un anciano que llevó una vida de disciplina férrea; que inculcó valores de respeto, honestidad y respeto, tanto por ejemplo como metiéndoselos a palo limpio (léase, a trancazos), llegó al día final de su existencia. Días antes, su concubina de muchos años, con quien llegó a tener 11 hijos, le llamó al Padre de la Iglesia más cercana para que le diese los Santos Óleos. El anciano, en medio de su senilidad, artritis y unos pedos que se le salían bien fuertes ya que a esa edad las esfínteres ni se controlan ni importa ya controlarlas; en plena confesión, la cual pidió fuese delante de su concubina, hijas e hijos y luego de ligar un pedo con el sahumerio que al Padre se le ocurrió encender, es consultado sobre la señora que estaba allí y que le había mandado a llamar, le preguntó en medio de la confesión como para darle más ánimo al anciano: ¿Quiere usted a su esposa acá presente? El anciano sabía que no estaba casado y si respondía que ella no era su esposa el Padre lo iba a casar de inmediato. Su respuesta fue esta: “No, ella no es mi esposa, esa es la señora que limpia acá en la casa”, ¿es verdad eso señor?, preguntó el Padre, a lo que el anciano respondió: ¡Claro! ¿Cómo le voy a mentir si me estoy confesando? 
Quit Smoking Colorful 1300mAh Ego-CE4 E-Cigarette
Quit Smoking Colorful 1300mAh Ego-CE4 E-Cigarette
$10.57

3) Un señor se encontraba retirando dinero de un cajero automático. En ese ínterin se le acerca un hombre y le ordena que le entregue todo el dinero, que lo estaba atracando (un asalto para mis amistades foráneas a Venezuela). Resultó que el sujeto lo estaba amenazando con un alicate (pinza) colocada en un costado y apretando. El señor, por la reacción básica de entregar el dinero antes que la vida, se apresuró en retirar (cambiando al mínimo la cantidad, allí fue más listo) y se la dio al sujeto, no sin ates decirle estas palabras, quizás por el nervio: ¡Toma estos reales y por favor, a ver si te compras una pistola con eso, porque un pellizco con el alicate la verdad que esa vaina duele mucho! 

El caso 1 ocurrió en el estado Lara (Venezuela), año 1998. 
El caso 2, fue la confesión de mi abuelo materno Andrés Avelino Alfonzo. 
El caso 3, ocurrió en Parque Aragua (Maracay), referido por mi padrino.

1 comentario:

Gaby dijo...

Muy buenas estas historias, yo también estoy pensando en subir un "Caso de la vida real" hehehehe.
Noté que le diste color a tu artículo! Se ve chévere :)

Saluditos desde puerto Ordaz!

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...