miércoles

Confiésalo Mujer, Confiésalo Hombre: Te Excita...

Te excita... que te dé un abrazo cuando los ven, para él crecerse fingiendo.

Te excita... cuando es grosero y prepotente, porque eso te quita el peso de tratar con respeto a otros. Piensas que sí él lo hace, tú también puedes, ya que eso es la igualdad.

Te excita... que te interrumpa cuando estás en lo tuyo y él es lo preponderante.

Te excita... que te cante con su fea voz. El payasear es necesario, así se es centro de atención.

Te excita... cuando le pone la cara agria a quien le incomoda y los marea con su labia, eso te hace sentir que el hablar lo es todo.

Te excita... porque se codea con puro bicho de uña. Si ellos han logrado lo que tienen siendo desagradables, pues lo que te queda es emularlo. Fácil, y sín importar que no tengas preparación académica.

Te excita... cuando se mete la mano en el bolsillo y te tira unas monedas. Eso hace que se te alborote la pepa y te gorgoree, más en fin de semana, que se traduce en parrilla y cerveza. El resto de la semana...¡¿qué importa el resto de la semana?!. A lo mejor te vuelve a dar después. 

Te excita... Que te enseñe a vivir al día como los caleteros, eso es mente positiva, porque ¿quién va a pensar en enfermarse o en reparaciones de casa?.

Te excita... Cuando va y viene, es todo un show.

Te excita... Su aguante, aunque sea diciéndote esas mismas palabras que a muchos aburren y hacen pensar. Te excita por eso, porque no te hace pensar, sólo te entretiene mientras él hace lo que le da la gana.

Te excita... Que se reúna con sus amigotes, de la misma calaña que él. Le excusas diciendo "cada quien en su grupo, él es feliz, yo también".

Te excita... Porque te mando a estudiar unas cositas allí, bajo su control y porque te premiaba con dinero. Ese fue una especie de trabajo temporal. Te dio un gusto momentáneo, para amarrarte por siempre.

Te excita... Cuando sale por allí a regodearse, ves a muchos que le admiran y a ninguno que se le atreva a entromparlo de frente. Eso te hace soñar se como él, así es tu nuave definición de poder y control.

Te excita... Que te alimente con lo que hay y que él sí se pueda dar gustos en la vida. Claro, tú te pones en tú lugar o el que crees que tienes y nada de avanzar.

Te excita... Que esté allí para ti por siempre, ya que sin él y lo que te da, se te viene el mundo encima porque es tu muleta y te acostumbrarte a ser su gallinita que come del maíz y el pan viejo mojado que te suelta para picotear, junto con otros porque le compartes.

Te excita... Que te dé todo lo que él quiere y que es lo que crees necesitar.

Te excita... Entregártele en alma, corazón y vida ya que sin él nada eres y tendrías que acometer algo nada excitante: valerte por tí mism@.


Imagen propiedad de EDO ILUSTRADO,
de su muro público en Facebook
Reconócelo, él te excita y por eso te saltas el pensar en el mal ejemplo, mala vida y golpes bajos que te da. Por eso volverás a votar por él, y no por quien te ofrece algo que te duele o da miedo: Moral y Cívica.

Sería bueno que te estimularas y al llegar al éxtasis, la materia blanca de la excitación salga y no te tape más la materia gris ni corazón. 

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...