jueves

El Día de la Alimentación (18/11) y Yo

"Es mejor comer aguacate que acostarse sin cenar". Los aguacates que consulté no están de acuerdo con esta frase.

Sí el desayuno no es sabroso en tu casa, comenzarás a comer en luncherías. Eso es perder dinero y la razón, por la mala sazón. Aplica para almuerzos y cenas.

Cuando no tengo crema de Nutella para pasar mis despechos, me harto un frasco de mayonesa. La diferencia es el color. Ah sí, el sabor también. El revoltijo de tripas al final es el mismo.

Ver los programas de cocina donde hacen esas exquisiteces mientras tú te comes un pan untado de mantequilla te hace reflexionar en el sentido patético de tu vida.

Este año comencé a comer Sushi y me gustó mucho. No pude conseguir un vicio más barato como la gente ociosa.

En enero comienzo un curso de cocina. Espero que me enseñen bien, ya me estoy adelantando y sé que con los fósforos, se hace fuego. Luego aprenderé cómo exactamente. Un alumno avanzado.

La sardina con arroz es el Sushi de los pobres.

Cuando estaba en la escuela me colocaban en la lonchera merengada de cambur. El recreo era a las 10 y media. Me lo tomaba tibio. Y luego se preguntaban porqué siempre tenía diarrea.

Nada más triste que estar en una venta de empanadas gourmet, esas que son más caras por la forma de los rellenos y te llegue un amigo, un cliente o la chica que quieres conquistar y te toque brindarle. Adiós al dinero del almuerzo de ese día y posiblemente de los dos siguientes.

Si estás en una arepera y la arepa rellena es más grande que el tamaño de tu boca (yo la tengo grande como todo lo demás), pues esa arepa amigo mío, es una arepa de verdad y debe ser venerada, recomendada y sí es posible, acompañarla de bicarbonato ¡pero te la comes toda!.

Una pizza viene ahora con sólo los ingredientes básicos, jamón y queso salado (para suplir el sabor de las muy caras anchoas).

Las aceitunas en el pan de jamón jamás deben faltar en tu plato, luego de sacárselas.

Las aceitunas y alcaparras en las hallacas son inventos de nuestras abuelas para decir que cada año están más caras. ¡Sáquenle esa vaina que nadie se come y salen más baratas!

Una vez hice un arroz. Me dijeron que por cada taza de arroz, dos tazas de agua. Monté una olla grande con 8 tazas y le puse cinco (me parecían pocos granos). Aquello se elevó como maíz tostado cuando se hace cotufas. Comí arroz en crema, sopa, batido, torticas, arroz con arroz, me hicieron una estatua de arroz y una almohada.
Odio el arroz.

Acompañar la dieta de alguien es ser solidariamente estúpido. Es aumentar el sufrimiento de varias personas que están pagando por una. Si no nos quiere ver comer, que llegue después de la hora de comida. Si quiere ponemos velas aromáticas para que no sienta el olor de lo que nos comimos. Posiblemente se coma las velas.

La televisión vendió la idea del espagueti con salsa encima nada más. Eso es un engaño. O me ponen un pollo o una chuleta o hay lío.

Una hamburguesa de negocio con comercial de televisión jamás tendrá los valores proteínicos ni el calibre como el de la arepa que comentamos. Comida callejera que no llore salsa, aceite o relleno cuando la mordemos, es pobre en su contenido y debe ser execrada.

Cuando una mujer cocina se afana una vez y con mucha razón. Cuando un hombre cocina, es un chichón que nadie se saca de encima. La autoalabanza perpetua. Su sopa y parrilla ocasional, ocasiona fastidio permanente.

Cocinero es el que le sirve la comida burreada y de a bastante a la gente en los restaurantes populares o de carretera. Cheff es el que te clava con la comida poquita, pero bonita.

La vez que freí un bisteck fue toda una sensación de sabores, en especial la parte jugosamente cocida que apenas encontré entre la parte cruda y la quemada.

"No le des a un hombre un pescado, enséñale a pescar". Ahora tú no le das a alguien el dinero para la comida que de verdad quieren (aguardiente) y le ofreces un trabajo, preso o apuñalado puedes ir por esclavista y abusador.

Comida sin tajadas o plátano horneado o plátano sancochado o yoyos, es para mí una comida incompleta. Tostónes no, porque esa es una inmadurez...del plátano.

Quesillo y tequeño, dos delicias venezolanas, que mantienen la economía de los que se fueron del país porque acá no tenían para comer.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...