loading...

jueves

Los Trazos Brutos de un Grafitero

El grafitero era el hermoso pintor de paredes con creyones al cual su madre le reía y le limpiaba las gracias. Ahora le limpia las culpas cuando lo meten preso por vandalismo o le rompen la jeta por hacerle dibujos a la novia de otro.

Los grafiteros son pajizos que masturban a una lata y lo que les salen son espermatozoides de pintura que no preñan al arte. Sí, lo dije muy bonito a ver si le conseguía la gracia a eso.

Si en vez de sonar la pelota de metal de los botes de pintura, batieran unas maracas, harían más dinero con un arpista o tocando en grupo de salsa vieja.

Las paredes son las víctimas inocentes de los grafiteros, jugadores de pelotica de goma y perros orinando, permutados a veces éstos últimos, por los hombres que mean en las esquinas, asomándose a los lados y hacia atrás por si los están viendo, cosa que no ocurre, pero el verlos mear es lo quieren que hagan los transeúntes o desde una ventana.

Los grafiteros llevan su firma del papel a muros. Muchos nunca han firmado algo en su vida, seguro que ni cédula tienen.

Ver un graffiti con faltas ortográficas es comprender que ese era el niño al cual lo pasaban de grado por compasión a la maestra que no podía educarlo. Demuestra que ese era el que se respiraba la tiza de colores.

Cuando consigas un graffiti de verdad decente, artístico y conciliador, piensa que lo hizo un artista plástico que está pasando hambre, un soñador con talento o un contratado por la alcaldía. Porque grafitero que se respete, no hace buenos dibujos, en especial sí está bajo la influencia del reaggue, el incienso y tres días sin bañarse.
Está muy avanzado, ya hace círculos
Reprobó en dibujo técnico en el liceo

Un Diseñador Gráfico no es un grafitero. Pero así sería un grafitero sí hiciera los doce pasos de la rehabilitación a la drogadicción.

Muchos grafiteros venden su alma para dibujar consignas mentirosas contra un partido político. Los otros, también son unos inútiles.

Cuando algún excelente artista está pelando mucha bola, hace un graffiti mural para mostrar su talento y buscar una mejor oportunidad. Al día siguiente demuelen esa pared para hacer un condominio.

Los que hacen graffitis en los baños, son incapaces de llevarse mejor un periódico para leer.


Los que escriben "VIVA CHÁVEZ" en las paredes de los baños, son los que están cagando más de la cuenta. 

Los que pintan paredes mientras están ante el mingitorio, terminan orinándose los zapatos.

El Metro de Nueva York está lleno de graffitis, que llaman "arte urbano". En el Metro de Caracas no da tiempo de pintar los vagones, porque se quedan varados a medio camino y el lugar nunca está vacío y el graffiti pone en riesgo que el lugar no parezca el cementerio en que lo convirtieron.

Contratar a un grafitero para que haga la identificación de un edificio con toque artístico, es muchas veces mentarle la madre, ya que les están pidiendo que pinten con un pensamiento previo, al momento y posterior, tres de las formas de pintura que ellos no utilizan.

Los grafiteros son como los malandros: Trepan muros, saltan zanjas, escalan paredes, hacen sus cosas de noche y nadie nunca los ve. Y dejan devastación, desolación y miseria por donde pasan. Eso sin contar que no huyen del lugar porque siempre están muertos de hambre. Deberían ponerse mejor a robar, es lo mismo pero pueden comer más seguido.

Quien más se beneficia de los graffittis, son los ferreteros, ya que saben que un adulto o un ser pensante no va a comprar esos botes de pintura en aerosol.

El pensamiento principal...digo, la fijación principal de un grafitero es "¿quién lo mandó a pintar su pared de blanco donde yo puedo pintar?"; La segunda fijación es "¿quién lo mandó a dejar natural esta pared que yo puedo pintar"?; y la tercera fijación que aguanta la neurona que le golpea el cerebro como la bola dentro del bote de pintura en aerosol es "¿quién lo mandó a tener una superficie cualquiera en su casa, terreno, iglesia o negocio para que yo la pintara?"

Sí le dicen a un grafitero "plasma tus pensamientos y sentimientos en este muro", deja la pared en blanco.

Los que garabatean rayas que parecen electrocardiogramas en las paredes, "EzhKrivvveN Azhi Ennnnn Zus MuROs de fAcebOOk".

Los grafiteros dejarán de existir el día que por error alguno pinte el frente de su casa y su papá los joda. Ese día, comenzarán a hacer algo bueno con su vida.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...