loading...

domingo

Si el "Man of Steel" Estuviése en Venezuela

Pocas ideas, pero necesarias...

Imagino a Superman en una camioneta por puesto. Se suben unos ladrones y él se niega a entregar las pertenencias. Le disparan. Las balas rebotan y le pegan a los sujetos. La gente en vez de preguntarse cómo lo hizo, lo aplaude mientras le quitan sus pertenencias a los ladrones y los tiran de la unidad en movimiento.

Diosa Canales al fin consigue salir con Superman. Le pide que le eche un suspiro con su aliento congelante. Los pezones se le endurecen con el frío. Los ojos que le bailan, también. 

Sería el invitado de honor en todo evento social, haciendo esculturas de hielo, haciendo diamantes con carbones (ésto para que las mujeres tengan algo de valor que les puedan robar y él tener siempre trabajo seguro), calentando la parrilla en pocos segundos o enfriando las cervezas, ahorrando el traslado del hielo en el capó de los carros.

Que Superman vaya a los cerros vestido de Clark Kent y cuando lo confundan con un Testigo de Jehová y lo quieran atracar y le disparen, sin poder hacerle daño, salga aquel poco de malandros de los cerros. Sólo espero que él los capture y lleve a prisión, porque si saca esa plaga de un lugar para meterlo en otro, no avanzamos mucho. Las demás persona, le abrirán la puerta de sus casas. Único Testigo de Jehová capaz de lograr esa hazaña.

Sería un problema si no se fija al levantar el vuelo, ya que en Venezuela los postes están tan llenos de cables (electricidad, Cable, Teléfono, Internet, Papagayos y zapatos viejos, que de llevarse uno de ellos al partir, nos quedamos meses varados esperando a que lo arreglen, mientras las compañías esperan que él atienda la demanda. Pero ¿cómo paga Superman si sólo hace beneficiencia y ahora ni interior tiene, que es donde antes guardaba la plata?

La visión de Rayos X de Superman, todo un sueño. Ver los boletos de lotería premiados, a los baños de las casas donde hay chicas hermosas, comprobar quien es mujer o un transformista a lo lejos, cobrar por una revisión corporal más barato que en un centro de radiología, buscar dónde tiene la plata escondida el marido sin desarreglar y cualquier cosa asociada con el chisme y el chantaje.

El super oído de Superman es quizás un problema en Venezuela. Con tanto hombre y mujer diciéndose "marico, que vaina huevona, que bola", llegará un momento que de tanto escucharlos dirá ¿vale la pena luchar por esta gente?.

Resolvería el retraso de los trenes y túneles del país al abrir boquetes o instalar las piezas pesadas que fácilmente puede cargar y soldar con su visión calorífica. Así ayudaría al tránsito. Y por buen samaritano, la gente se aprovecharía de él en todo el país para que le haga sus trabajos de albañilería gratis, ya que acá una gran mayoría se aprovecha de la bondad de los demás para ponerle la pata encima, incluso al hombre más poderoso del mundo.

Pasaría así de ser "Man of Steel" a "trabajador de la construcción, mano de obra semi-calificada".

Necesitaría de su súper velocidad para poder ayudar en todo el territorio, porque acá o están atracando a alguien, o hay una pelea marital, o hubo un arrebatón (éstos corren más que él), un motorizado chocó a alguien y mil motorizados más son sus testigos, jueces y verdugos o los envidiosos quieren copiar el ser como él y les da por tirarse de los edificios para aprender a volar. Al final del día, terminaría más mamado que cargando un collar de Kriptonita.

Por último, el gobierno lo sancionaría por: Velocidad supersónica, uso de traje sugestivo, alteración del orden público en el cuerpo de las mujeres orgásmicas, ya que las venezolanas siempre quieren a un hombre bonito y con músculo para que las haga sufrir con buenos atributos.

El CNE le sancionaría por portar dos de los colores de la bandera (se quitó el amarillo) y el Ministerio de la Defensa lo demandaría por uso de símbolos patrios y por hacerlos quedar mal al volar con más calma que en la chatarra aeronáutica que tiene el país.

Otros cargos: Violación del espacio aéreo, espionaje auditivo, espionaje visual, uso de los colores rojo y azul, mostrando una ambivalencia que no está de acuerdo con la política gubernamental (léase, equidad), creación de huecos en las calles y aceras al partir o descender (al bolsa le van a echar esta culpa), protección ilegal de la ciudadanía, que es deber sólo de los cuerpos del Estado y él no debe entrometerse aunque el Estado no lo haga bien ni regular.

Y por último, le echarán en cara que es de otro mundo, otras tierras y debe ser mentira que viene a hacer el bien, porque si no, no tendría una identidad secreta. Sólo los políticos en Venezuela pueden tener influencia extranjera y poseer poderes más allá del resto de la ciudadanía.

Y peor aún, si llegaran a descubrir que es periodista, lo matan más rápido que Doomsday.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...