loading...

sábado

Tis Gud Mad Est....Adam West

Él es el loco que todos quisiéramos ser y no lo logramos…


Convirtió al murciélago en un ícono con una cancioncita de una sola palabra, que bailaba, meditaba, movía un dedo y se estremecía mientras una computadora que parecía moverse a la cámara (exhibicionista ella), le daba una tarjeta donde los agujeros hablaban. De haber esas tarjetas ahora, a nadie le gustaría la computación. Eso sólo lo entendían las secretarias y los héroes.

Hombre de las peleas ideales, con música. Toda una locura. Pero usted es el loco ideal. Y definimos loco ideal como ese que no lo es, pero que todo el mundo lo tilda y no lo puede comprobar porque no hay asidero. Es el que disfruta su locura.

¿Cuántas chifladuras no ha hecho usted señor West que hasta ver a
Timmy Turner con sus Padrinos Mágicos se le hace normal? De Batman a Catman hay mucho trecho, pero un solo eslabón: Adam West. Y ese eslabón muchos lo creen flojo, pero está más cuerdo que muchos.

Despojarse del traje de Batman luego de haber sido lanzado desde un cañón es lo mejor que hizo. Claro, es de locos volver a repetir ello. Se le hubiese ensuciado o dañado el traje. Y del héroe al filántropo millonario al actor y al supuesto loco, hay un trecho corto, un trecho llamado Adam West.

Vivir con una tía que vive de usted y un mayordomo que lo cuida, es de por sí una gran confusión. Pero es mayor cuando tiene un entenado al que puso a pelear a su lado. Vaya forma de cobrarle la casa y comida. Por eso Burt Ward le echa un camión de tierra con mucha amistad en su libro biográfico “Mi Vida en Mallas”. Es de locos seguir tratándose después de ello y aun así son amigos. Claro, son un Dúo Dinámico y los locos han de estar unidos.

Jhonny Bravo es un niño de pecho ante usted, por eso lo mimó y lo confundió. Y es que cualquiera se convence con un loco decente, que no le dañará ni le meterá el jueves por el viernes, sino que lo pondrá en locas aventuras.

Seguirá siendo el buen Batman, ese que los creadores de cómics y los acaba infancias de Warner Bros. jamás podrán exterminar.

Muchos queremos ser locos de esos que se atreven a mostrarse ante el mundo diciendo sus defectos que a la larga se hacen cualidades, tanto que hasta genios como Matt Groening se acercó a verle cuando grabó su voz con ellos. Y eso hacen los héroes genios, vivir en el margen de la locura y ser más cuerdo y vivo que otros.

Sinceramente señor West, lo envidio, es el chiflado ideal que estuvo con Los Tres Chiflados como el más cuerdo y en tantas otras locuras que por sanas, le han alargado la vida y presencia, porque llegar a los ochenta y pico y aún seguir siendo un niño de alma como lo es usted, es el reto de quien quiere vivir para alegrar.

Saludos William West Anderson, mejor conocido como Adam West. Los humoristas del mundo deben darle un saludo como el buen orate que es y que queda luego de Leslie Nielsen.


Y a quien leyó no le hizo reír esto, pero de seguro está recordando la musiquita de Batman que le perseguirá un buen rato…sí, es un juego mental mío, parte de mi locura contagiosa.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...