loading...

jueves

La Vida, la Libertad y la Búsqueda de Superioridad (de @Rohan1974)

Un rifle de alta velocidad con un clip de 30 asaltos es totalmente impráctico para la autodefensa. La primera vez que me ataquen 31 o más agresores armados, estoy ODIDO


Si realmente quiero proteger a mi familia y mi propiedad, necesito un portaaviones. El derecho a portar armas está destinado a ayudar al público a oponerse a los abusos cometidos por el gobierno, pero no puedo hacerlo con rifles de asalto normales. 

Con el fin de hacer contra el poderío militar del Gobierno o del delincuente común armado, necesito municiones navales. Sólo se debe poner este tipo de poder de fuego en manos de los ciudadanos respetuosos de la ley que para que se pueda nivelar el campo de juego contra los opresores. Por eso es que debería ser legal, si hacemos que poseer portaaviones sea ilegal, sólo los delincuentes poseerán portaaviones.

Un portaaviones no es un arma, es una herramienta. Como la navaja suiza del poder naval, esta clase de buque cumple muchas funciones vitales de la paz, preservando útiles momentos de paz a zonas suburbanas. Como ciudadano de un portaaviones de propulsión nuclear, podría proyectar mi poder sobre mi barrio como elemento de disuasión a la violencia. Y sí, en caso de fallar esta tranquilidad forzada, en circunstancias muy limitadas esta herramienta podría ser utilizada para la autodefensa con la técnica llamada "voladura" de un gran número de personas al infierno. Si un agresor intenta dañar a mi familia o mis adornos del jardín, yo debería ser capaz de protegerlos utilizando misiles de precisión disparados desde millas sobre la tierra. Como propietario de un portaaviones con licencia podría, por supuesto, ser de confianza para utilizar mis charlas sobre el autocontrol. 

"Los portaaviones no matan a la gente, las personas matan a las personas."
Y no me digas que los portaaviones son demasiado caros para el hombre común. En este momento su precio es impulsado por la escasez. Venezuela. sólo tiene un puñado de ellos, por lo que las empresas que los construyen cobra solo una pequeña prima. Una vez que estos barcos versátiles estén disponibles en Ferretería EPA, los precios caerán. Incluso en sus tasas actuales, estos buques podrían estar al alcance de grandes corporaciones como Empresas Polar y PDVSA. Si esas empresas establecieran sus diversas disputas por el hundimiento de las flotas de los demás. se ahorrarían millones de bolívares en misiles en lugar de dedicarse a costosas demandas y luchas mediáticas, ahorrando una enorme cantidad de tiempo y dinero.

La propiedad de un portaaviones es un derecho inalienable en la que el Estado no puede desechar, pero claro, no es una opción práctica para todos. Para aquellas personas que no aman a su país más de lo suficiente para poseer un barco cargado de aviones de combate avanzados, la propiedad tradicional arma tendrá que ser suficiente. Al igual que un portaaviones, un arma de fuego es una herramienta flexible. Puede terminar como un pisa-papel o ser la decoración de una habitación. 

El hecho de que la función para la que está diseñada inicialmente no es razón para que esta herramienta sea más costosa que un martillo o un pincel. No hay leyes que limiten qué tan grande debe ser un destornillador que puedas comprar, y no debería ser diferente cuando se trata de armas de fuego. Claro, rifles calibre .22 están muy bien para los niños, pero los adultos necesitan algo más fuerte para el tiro al blanco recreativo. Para sacar el máximo provecho de su experiencia de campo de tiro, estos pueden comprar la munición más grande que puedan pagar, con el calibre ideal para que esté justo del tamaño del Sukoi que vayas a adquirir.

Mientras que los portaaviones y armas son muy divertido cuando se utilizan de manera responsable, han habido noticias últimamente sobre algunas manzanas podridas que trataron de arruinar las cosas para el resto del mundo. A primera vista, parece como que darle a un hombre mucho poder de fuego es directamente responsable del daño que se produce si esta se maneja mal. Esta conclusión es, por supuesto errada. 
Con una rueda de prensa y un vocero del gobierno que hable claro, podríamos convencer al mundo que "la culpa no radica en el atacante, por tener esa capacidad destructiva en sus manos, sino que la culpa recae en las víctimas que no pudieron perezosamente utilizar esos mismos recursos fácilmente disponibles para defenderse". 

Los malos tienen la iniciativa, ya que deciden cuándo y dónde atacar. Para luchar, tenemos que armar a todos los ciudadanos con una mayor cantidad de potencia de fuego que los de sus potenciales agresores. Emitir rifles potentes con clips extendidos a cada hombre, mujer y niño sería un buen comienzo, pero la única manera de asegurar que los buenos siempre tienen la ventaja es obtener el mayor número posible de personas para atracar portaaviones en su patio trasero.

Algunos defensores de la seguridad creerán que es una mala idea dar a los particulares el acceso a los arsenales para estar a la par de una  nación de tamaño mediana. Mientras estos activistas han permanecido en silencio sobre la cuestión de la propiedad de portaaviones, han sugerido limitar el número de rondas que se pueden poner en un clip de armas de fuego disponibles en el mercado. Irónicamente, esa medida en nombre de la protección del público pondría poner aún más gente en riesgo. No todos tienen el tiempo o el dinero para alcanzar el nivel de competencia con las armas de fuego que poseen. Es por eso que los clips de alta capacidad son una necesidad absoluta. 

Cuando algunos malandros intenten tomar el bolso de tu abuela, sus frágiles manos inexpertas no podrán sostener su AK-47 lo suficientemente estables como para matar a su agresor en los primeros nueve o diez disparos. Con toda probabilidad, al hacer el trabajo tendrá que disparar como 30 proyectiles, enviándolos de forma violentamente al otro mundo, pero también podría herir a alguien que no tenía la intención de matar. Su disparos locos e inexactos nos dará a todo más seguridad, siempre y cuando uno o más de sus balas disparadas al azar maten a su agresor. Por otro lado, si ella tuviera un portaaviones, incluso sus dedos con artritis podrían utilizar una radio para ponerse en contacto con comando de combate y solicitar un ataque aéreo. Entonces la situación - y una buena parte de la cuadra - se neutralizaría.

La legalización del porte de portaaviones es, obviamente, el siguiente paso responsable que esta nación debe tomar en la búsqueda de la seguridad social. Por desgracia, ninguno de los grandes grupos que apoyan, han hecho presión para tener esto en su radar. En cambio, siguen discutiendo acerca de qué tipo de armas puede ser legalmente adquiridas y cuántas balas legalmente se pueden cargar en ellas. Es evidente que entre más plomo se les da a la persona promedio, él o ella tiene que parar menos a recargar y posiblemente no piense lo que esta haciendo. 

Aunque lo dudo, no hay ningún político tiene con el suficiente coraje para apoyarme en esta posición, lo que significa que no podremos tener un día más tranquilo en un futuro próximo. Los portaaviones seguirán siendo ilegales. 

Pero no me pongo triste, todavía estoy esperando a ver si me aprueban mi permiso de portaaviones pasa. Y sino, me voy a comprar un arpón. (Aquaman, más te vale que cuides tu espalda).

1 comentario:

Omar González dijo...

Como siempre, Argenis, gracias por permitirme un pequeño espacio en tu gran blog. Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...