jueves

La Noche de... (de @OtrovagomasREAL)

Textos y fotos: Jaime Ballestas "Otrova Gomas"

Ya se hace necesaria la reivindicación de la noche en el contexto social e histórico de la humanidad. No es posible que hasta el presente en todos los lugares del mundo se celebre de manera egoísta "El día de…", sea de la independencia, de los enamorados, de las madres, de la revolución, del aniversario de lo que sea, así como la incontable cantidad de aniversarios de todo tipo. Muy justos todos, pero que de manera egoísta, cómoda y carente de justicia han excluido a las noches de los actos de celebración y las solemnidades.

 Antes que nada, no es un secreto la importancia que tiene la llegada del reino de las sombras para todos. Sin las noches no habría reposo para el cuerpo, ni nacerían los sueños, la manera más segura de ser feliz. Solo en ellas se dan esos momentos desatados de pasión que permiten hablar de una noche de locura o la extraordinaria noche de placer que hemos tenido alguna vez, sin duda porque es uno de los mejores territorios para las batallas del amor.

 Son ellas los momentos más recordados de la infancia, gravados para siempre en las noches de pascua y año nuevo. La noche nos recuerda el miedo que sentimos, y cuando fuimos más grandes, en una de ellas se dio aquella fiesta que siempre recordaremos como maravillosa.
 
La gente lo olvida pero sin las noches no habría luna, ni habría estrellas, esos espectáculos únicos plenos de maravilla, y sin ellas los campos se calcinarían por la inclemencia solar.

 Es la noche la que trae la paz y el calma tras el agite diario. La misma que siendo hija del caos es la madre del cielo y de la tierra en las mitologías americanas y ha sido siempre el símbolo de la muerte, ese instante tan necesario para el descanso después de la larga y complicada marcha por la vida.
 
Solo en las noches, mientras las policías duermen se conspira para acabar con los regímenes de terror, y es en ellas cuando desaparecen las pistas y se permite la fuga de los injustamente perseguidos, así como solo en sus horas álgidas al fin consienten los desesperados que se decanten sus zozobras.

Injustamente las noches han sido alegoría de lo negativo, emblema y color de la pobreza, de lo malo y el escenario natural para el delito, ese demonio en que motorizados armados trabajan horas extras sin computarles las del día.

 Sin razón la noche se le ha asociado a la ignorancia, olvidando que ha sido en la soledad de las noches de estudio y de trabajo intenso cuando los grandes escritores, músicos y científicos encontraron la inspiración que originó su aporte para enriquecer el alma o en el lento avance de la humanidad.

Es esa suma de méritos de los momentos de la nocturnidad lo que nos permite proponer su inmediata incorporación a la gran fiesta de las celebraciones universales y propongamos a los organismos correspondientes la celebración en todos los países de las siguientes noches:
 
•"La noche del gran ronquido universal", en celebración del placer de dormir, una de las constantes más agradables de todo los seres vivos.

•"La Noche del fin del mundo", para que lloremos juntos el inicio de la gran guerra nuclear universal.

•"La noche en que el hampa se declaró en huelga", en la que todos los hampones del planeta decidieron dejar descansar a su clientela por doce horas continuas.

•"La noche en que una niña se trasforma en mujer", para aplaudir la desfloración de las millares de adolescentes que cada noche se despiden formalmente de la virginidad.

•"La noche en que no se cargó con bombas un carro en Irak", porque al siguiente día esa pobre gente podrá disfrutar de un minuto de paz.

•"La noche que estábamos esperando", para loar la llegada de ese momento que todo el mundo deseaba en silencio que ocurriera y se escapen los dictadores y sus bandas criminales.

•"La noche de materialización de la posibilidad de determinar la correspondencia racional y sistemática entre los que creemos y lo que realmente ocurre", o conmemoración de la noche de la toma de conciencia.
Para seres más avanzados es de considerar que se celebren,

•"La noche del 32 de Diciembre", porque existe, está oculta, pero existe.

•"La noche sin horas" esa que a diario vivimos todos por estar en el sueño profundo.

•"La noche en que estemos fuera del tiempo" a la que siempre hay que celebrar para que siempre siga ausente.

•"La noche en que soñamos la continuación del sueño de la noche anterior exactamente en le sitio en que lo dejamos" por ser tan deseada tantas veces.

•"La noche en que salió el sol", porque aunque no presagia nada bueno, por rara hay que celebrarla.

•"La noche en que nadie pudo dormir", porque viendo tantas noticias en televisión, una epidemia de angustia se apoderó del mundo.

•"La noche que reconocimos nuestros errores", para conmemorar uno de los mayores actos de honestidad que podamos presenciar.

•"La semana con ocho noches", porque ella nos permitirá disfrutar de mas juergas y complacencias de placer carnal, o más trabajo creativo o más disfrute espiritual

•"La noche antes del ocaso de la tiranía" cuando por fin, cualquiera que sea el pueblo que la sufra podrá salir del peor de sus martirios, y

•"La noche en que en Venezuela no se fue la luz”, algo utópico, pero que un día le llegará a ese pueblo actualmente arruinado perseguido y maltratado.
 
Si los eternos enemigos de la oscuridad quieren rechazar nuestra propuesta alegando que la noche es el distintivo de lo negativo y de lo negro, cambiemos el color de las noches, pero celebremos a las que se lo merezcan y no le restemos su valor conmemorativo.

 Que en un primer gesto, a partir de la próxima semana sea obligatorio para todos los astrólogos del mundo hacer un horóscopo que nos diga los que nos va a pasar durante la noche y empezaremos por volver a reconocerle su importancia a la interpretación de los sueños de Sigmund Freud.

 Sabemos que no estamos solos, a nuestro lado lucharan en silencio todos los médicos y enfermeras que tienen guardia nocturna, los guachimanes y empleados del turno de la noche, las caminadoras, los borrachos de la madrugada, los amantes de la bohemia, los enamorados frente a la luna, los poetas que buscan hasta muy tarde las rimas que no le llegan, esa inmensa legión invisible de insomnes que dan vueltas en la cama y los estudiantes que por irresponsables dejaron toda la materia para el día antes del examen.
Vivan las noches.

 Celebremos con todo el esplendor para ver si lo que esperamos y es tan importante ocurre en la oscuridad.
Hard Back Case w/ 3D Red-Eye Skull Pattern f iPad Mini
Hard Back Case w/ 3D Red-Eye Skull Pattern f iPad Mini
$8.28
DIY Creative Power UP Airplane Electric Paper Airplane
DIY Creative Power UP Airplane Electric Paper Airplane
$11.56

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...