loading...

viernes

Cómo Salvar a la Navidad en Venezuela

¿Han visto las películas navideñas americanas donde se esmeran por salvar la Navidad, traduciendo Navidad como regalos nada más, hasta que se dan cuenta que la Navidad es más que eso?, ¿sí?, bueno, yo sólo la veo hasta el rescate de los regalos, soñando conque alguien me haga regalos en Navidad.

Más con El Presidente Grinch Mefistófeles que acaba con las navidades y los otros once meses acá en Venezuela, junto a sus Gollum que aman al dinero precioso (y apresó a los buenos elfos), las navidades en Venezuela están como que cuesta arriba, por la ionosfera más o menos.

Por ello, les digo acá 7 tips para que desde ya puedan salvar sus navidades en Venezuela y así burlar el cerco de escombros de país que lanza El Grinch Hitler. Háganlos en familia y verán que se salvarán.

1.- No hagan hallacas, bollos ni dulce de lechosa. En vez de ello, hagan majarete, empanadas de queso y chicha de pote. Eso desconcertará a los vendedores usureros y será menos caro y difícil que los platos tradicionales.

2.- Cante y/o toque peroles. Váyase a las casas de los pudientes con ese pretexto y beba/coma gratis. Jueguen al "dulce o truco" tipo Halloween sí no les dan.

3.- Compre al mayoreo, lo que queda. Sé que hay mucho que no hay y seguirá sin haber, pero compre jamón, pasas, pan campesino, aceitunas (no pierda la tradición de sacárselas) y haga sanguchitos para suplir al pan de jamón.

4.- Recicle regalos. Enseñe a los niños que nada s desperdicia, que no dañen los juguetes. El día de Navidad le dicen al menor, "el Niño Jesús te concedió a ti el legado de cuidar este juguete que era de tu hermano, cúmplelo". Será un bonito ritual, menos para el hermano mayor. Si tienen sexos diferentes, pues que se acostumbren.

5.- Haga amistad pública. De esa forma se acabará eso del amigo secreto y tanto gasto en regalos donde usted siempre sale perdiendo.

6.- Re-estrenos. Si le fue mal este año, use otra vez la ropa que se estrenó el año pasado, per se la pone al revés, así romperá el conjuro en contra. Si le fue bien, no rompa la racha y vuélvase a poner la misma ropa.

7.-  Acuérdese. La Navidad es más que regalos, comida, ropa o viajes. Es ser útil; tanto que al ayudar en esa época, se le haga hábito el resto del año. No imagina lo sabroso que es llorar de felicidad por crear sonrisas en otra persona. Esa sonrisa y gozo es la que le da gloria a Dios en las alturas y ningún Grinch Anticristo se la puede robar, ni queriendo. Así se construyen los felices años siguientes, siendo mejores que los brutos de 2 metros que odian a la Navidad y a quienes la aman.

Nota: Y si quiere hacer un regalito, acuérdese de mí, material, en efectivo o besos con lengua,

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...