loading...

miércoles

LA PATADA EN LA CARA...

Una historia pensada para Romantistech, que se transformó en algo mejor para Humoristech. Todo queda en familia.

Ya recuerdo con risa, agrado y aprendizaje la expresión de la última dama que pretendí. Me dijo "PREFIERO UNA PATADA EN LA CARA ANTES QUE TENER ALGO CONTIGO, SACÚDETE". Y si bien se le salió la finura, de pana que lo agradezco.

Porque cada incursión en busca de alguien siempre hubo tres frecuentes: las palabras condescendientes y sacudidoras, el silencio o alguna burla. Pero una sentencia tajante como la arriba referida, no. Y eso, más que doler, me enseñó.

Allí, aprendí que mis armas y muletas son el humor y el conocimiento. Gracias a ello ni siento rencor u odio y mucho menos jalo para el otro lado. Como dice Fabricio Conde, la cara fea es una guardiana del culo, ya que lo protege de ser gay.

Y luego de tantas desventuras, como las de las citas a ciegas muy muy ciegas, donde yo no veía a la dama, ella sí y no se me acercaba; la chica que me gustaba y que conseguí desnuda encima de otro; la que no asistió a la cita porque prefirió al novio que le pegaba; la que me dejó por el restaurantero (comida garantizada); las que me han buscado para mantenerles al hijo, cosa que no haré (no tengo para mantenerme yo) y muchas otras que sólo buscaban a un amigo para resolver entuertos y luego se marchaban. De todas tengo aprendizaje y ahora, agradecimiento.

Estoy decidido, ahora que soy cuarentón, salir más, gozar más, ahorrar más para mi vejez. darme algunos de los gustos que no me daba antes, vigilar más mi alma que también se veía afectada y resiente mi salud.

Ahora, uso boxer, lo que me mantiene a cañón alzado y aunque no tenga dónde disparar, mientras tenga vida, estamos bien. Muchos me dicen "busca una dama de compañía". Y si bien cobran lo mismo que una cita sin beso con una dama, los riesgos de salud y dignidad son grandes, por ello jamás lo he visto como solución. Y porque me duelen los reales pues, aparte que las que ven en Internet NO son las que se presentan, me consta por mi maña de ir a los moteles a tocar puertas y allá ellas se ven. Para feo, yo.

¿Esperanza, fe? Claro que la tengo, pero centrada en otras cosas. ¿reproducirme?, ya con esta Venezuela tan cara y dañada, toca pensar como QUINO, que no trajo hijos al mundo para que no vivieran ese desastre. No digo que no, pero sé que no es el destino de todos, entiéndase y fíjense.

Ya cumplí mis sueños y metas, no con esto decir que llegué a mi máximo, porque eso no lo veo así. pero son cosas que yo decidí.

Y si por un error cósmico llega alguien de mi peso (entiéndase bien, allí se las dejo), pues bueno, habrá que mover el timonel por el bien. Pero no me vengan con el "ya te llegará", porque nadie de ustedes me presentaría a alguien, saben que es así. Esa hipocresía es incómoda, sitúense.

LA PATADA EN LA CARA, es parte de mi Stand Up, el cual no contaré por acá, así como muchas otras desventuras.

Créanlo, estoy feliz, relajado, centrado y mejorado. Porque así me estoy re-manufacturando, con piezas de calidad, las que me da la vida, el sentir, el pensar y a quienes aprecio.

Preferiría yo también una PATADA EN LA CARA, antes de desmejorar, porque estoy rozagante y cachetón a punto de chicha y empanadas, para venir a demacrarme por tristezas provocadas por terceras personas. Voy en crecimiento con el designio de Dios, que no juega a los dado, pero yo sí.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...