Tuiteame éste

martes

Viejas Chismosas... (las vecinas de @ReubenMorales)

Texto y foto: Reuben Morales 

Trece años después me tocó volver a vivir en el apartamento que dejó mi madre aquí en Venezuela. Para mi sorpresa, el edificio está más bonito que antes y con muchas caras nuevas. También están los vecinos de siempre y, entre ellos, esos agridulces copropietarios: los vecinos chismosos.

Esto lo constaté el otro día, cuando me topé con la alcabala del chisme: una vecina metiche de toda la vida. Me detuvo con la puerta del ascensor abierta (qué mejor momento para chismear que deteniendo el medio de transporte de todos los vecinos) y me confesó estar preocupada por los berrinches de mi hijo Tobías, quien tiene un año de edad. Me explicó que había estado haciendo una investigación sonora en el edificio y ese llanto no era el de los morochos de arriba (el cual ya reconoce), ni el de los hijos de un tal vecino de abajo (cuando dijo esto, le agarré miedito). Era el de mi hijo.
Easy Fruit Pineapple Corer Slicer Peeler Parer Cutter
Easy Fruit Pineapple Corer Slicer Peeler Parer Cutter
$7.59

A uno no le gusta oír cosas malas de su hijo, pero lo acepto: los berrinches de Tobías son más escandalosos que una Harley Davidson pasando por un túnel. Lo que me sorprendió fue cuando dijo: “Y la conserje del otro edificio me dijo, preocupada, que había un niño en este edificio que lloraba por cuatro horas seguidas”. Léase bien: cuatro horas seguidas. ¿Se puede llorar por cuatro horas seguidas? ¿Usted lo ha intentado? Revisé la página de los Récords Guinness y no existe nada cercano. ¿Será que quiere inscribir ese récord y quitarme los dólares del premio?

Pero volviendo al punto: ¿Cómo se llora por cuatro horas seguidas? ¿Con suero intravenoso pegado al brazo para no deshidratarse? ¿Cómo Tobías logra esto? ¿Acaso tiene un método autohidratante en donde llora y luego se chupa las lágrimas con la boca? Tanta escasez de agua en el planeta y nosotros sin saber aprovechar sus lágrimas para coletear o regar las plantas del edificio. Tobías es un fenómeno de la raza humana.

Pero un chismoso profesional no deja las cosas en la exageración. Siempre entierra su dedo más en la llaga. Así, mi vecina cerró diciendo: “Disculpa me meta, pero… ¿ustedes lo maltratan?”. Ahí es cuando agradezco el carácter que Dios me dio. Si no, ya estaría preso por violencia de género. Me quedé tranquilo, le dije no y me fui. Su bella pieza de espionaje vecinal nos descompuso el día a mi esposa y a mí, pero agradezco su esculque.

Luego, analizando en frío, entendí que un chismoso solo desea escuchar y generar polémica. Busca en la vida ajena la diversión que no tiene en la suya. Por eso, cuando vuelva a ver a esta chismosa y en pleno ascensor me pregunte: “¿Y qué es de la vida de tu mamá y tus hermanos? ¿Ellos viven afuera, verdad?”. Le diré: “Sí, bueno, se puede decir que están bien dentro de lo que cabe”. Luego haré una pausa, sembraré ansiedad, respiraré profundo, miraré hacia el piso y seguiré, tragando grueso: “Es que mi mamá fue a visitar a mi hermano en Alemania, pero cuando llegó a Frankfurt, la revisaron en los rayos X y resulta que iba cargada con dediles en el estómago. Mi hermano, que la estaba esperando en el aeropuerto, vio que se la llevaban y salió corriendo detrás de la policía para reclamarles, se puso agresivo y lo detuvieron a él también, pero la cosa no termina ahí. Cuando lo detienen, se dan cuenta de que está solicitado por una red de pornografía infantil que maneja en el sótano de su edificio, pero dentro de todo, los dos están bien. Están en una cárcel alemana, no una venezolana…
Purity Letter Crew Neck Short Sleeve Embellished Tee T-Shirt
Purity Letter Crew Neck Short Sleeve Embellished Tee T-Shirt
$22.69

¡Ay!, llegué a mi piso. Bueno, que tenga buenas tardes”. ¡Bam!... ¡y la dejo noqueada! Con esa gano saldo a mi favor. Al menos dos meses sin que me pregunte nada. Ansío encontrármela en los próximos días para poner esto en práctica. Ojalá no lea esta columna.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...