sábado

Doblaje: Gracia y Desgracia...

Para los latinos uno de los peores tormentos es escuchar un doblaje realizado en España, en especial por la sincronía que no sincroniza, las voces que parecen todas iguales y los modismos. Más les tenemos que decir, latinos, que a los españoles no les gusta su doblaje.

Los más castigados son los que compran DVD piratas, ya que los doblados en audio latino los mandan a España y los españoles a América. Sí, ese es el morbo del karma. Sí te quejas, ¿quién te manda a buscar facilidad?

El doblaje es la vida de una serie o película, sea norteamericana, francesa, alemana o japonesa. Porque si las voces no se corresponden, son una patada a las dosientas (o sea, a ambas sienes) que terminan apoyando a los anti-doblaje que muchos hay y son guerreros del teclado, aunque jamás se atrevan a hacer una marcha anti-doblaje, especialmente porque hay problemas que sí son importantes y esos muchos, no son tantos, más bien son un grupete que fastidia bastante.

Sí usted no sabe otro idioma más que el español (digámosle castellano, como institucionaliza la Constitución de Venezuela a nuestro idioma oficial por venir de Castilla, La Vieja) el audio latino neutro (un mito comercial, el acento neutro), le ayuda en demasía (en algunas situaciones puntuales) y usted no se quiere dar cuenta (aquí pongo esta otra cosa entre paréntesis para seguir la onda del párrafo).

Imagine que deja la casa sola y le da por gastar electricidad para protegerse (malo pero bueno a la vez), pero electricidad no en un cercado eléctrico sino usada en dejar el TV encendido, los delincuentes creerán que hay alguien en casa y se alejarán. Sin lo que oyen sólo está en inglés se dirán “éstos no están aquí, esa gente no tiene cara de saber inglés” y procederán con sus fechorías. Es un supuesto, que se parece a lo real.

Otro caso es que sí la serie está doblada y usted está lejos del televisor, oyendo sabrá que sucede con su imaginación. Sí no la tiene, pues apague el TV, desperdicia corriente y tiempo.

“Lo que le ocurre al doblaje en estos tiempos es que les falta compromiso”, dijo en una entrevista el mexicano Gabriel Chávez, quien diera vida (de verdad, vida) a la voz de Charles Montgomery Burns en Los Simpsons, personaje con el cual dijo una frase muy real para el doblaje “la octava maravilla del mundo es la prodigiosa voz del `Tata’ Arvizu”, refiriéndose al más prolijo actor de doblaje de México, respetado y recordado en toda Latinoamérica, Don Jorge Arvizu.

Y es de él que sale la raíz del doblaje con vida, ajustando los modismos y adosando frases, sonidos y sonetes que rescataban el más soso o complicado guion de serie o película. El actor de doblaje que le aplica carisma, salva a una producción y la comercialización de dicho producto, aunque sea parada su producción audiovisual, porque se cuela entre quienes lo ven y oyen. Esto también con los éxitos, porque el Tata Arvizu es la voz que asociamos con el éxito y gracia de Pedro Picapiedra, Benito Bodoque o Maxwell Smart, además de otros personajes principales, secundarios de o de relleno.

Fue tanto su talento que cuentan que una vez había que hacer un doblaje de siete voces y los artistas convocados asistieron tarde; al llegar al estudio les dijeron, “ya no se requieren de sus servicios, estábamos de afán por entregar el producto y el Tata hizo las 7 voces necesarias”.

Otras voces que dan vida, son la de Humberto “Beto” Vélez, quien será por siempre el original Homero Simpson; Mario Castañeda, la voz de Gokú; Arturo Mercado, quien le “salva” la voz en castellano a George Clooney y Marina Huerta, quien da vida a la voz de Bart Simpson y Piolín.

Y es que el doblaje es la gracia o la desgracia, porque si vamos con el caso de Beto Vélez y su voz que asociamos con la de Homero Simpson, siempre oiremos con recelo el esfuerzo de Víctor Espinoza por conservar el legado del cual fue suprimido Vélez por culpa de un conflicto laboral que realmente perjudicó auditivamente a quienes somos fans de la serie, por el cambio de voces que no logran salvar el ya sobre-explotado programa; caso igual con su par, Futurama.

El doblaje venezolano también ha dado mucha vida, en especial cuando los personajes son nuevos, iniciar de cero en el doblaje ayuda a consolidar, como Pinky y Cerebro con Frank Carreño y Orlando Noguera o de Maythe Guedes que es referencia con su voz para los amantes de los comic y el animé. En Colombia el doblaje de Los Padrinos Mágicos y South Park, y en Argentina con el nuevo Universo Marvel.

Un doblaje se viene a pique por dos detalles: problemas contractuales o la muerte del actor/actriz. Eso es remediable en los demás países, pero no en el original, donde al morir el actor que presta su voz, muere el personaje (casos como Phil Hartman por el cual murió Troy Mc Clure o Paul Newman, por el cual murió Hudson Hornet en Cars). Tremendo error, el personaje debería seguir, porque es su legado y un gran recuerdo, sí muere, se acaba su luz.

Por ello, para los enemigos del doblaje, esos que oyen las originales por cable o en el cine y luego detestan la voz adosada, les digo: “no se puede acertar en todas, obvio se puede fallar y el doblaje de corregirse para crecer; además no todos sabemos inglés ni leen tan rápido los subtítulos electrónicos en español que se adelantan al chiste a veces. En resumen, busquen oficio, por ejemplo en el doblaje, para que otros los descarguen y sepan lo que se siente atacar un esfuerzo valioso por algo provechoso” (traducción: busquen oficio).

Lcdo. Argenis Serrano
@HUMORISTECH

Publicado originalmente en: www.faranduladeaquiydealla.com

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...