domingo

Enseñanzas del Año 2016 a #Venezuela

Cuando no hay nada, llueven mangos.

El aguacate da sensación de bienestar y progreso.

Atender en un negocio donde se forman colas, te da poder de decisión de quién compra, quien no y contestarle de mala gana.

La berenjena y la auyama existen, ¡y la chayota también!

Las hamburguesas con yuca frita, son cool.

El hambre no tumba gobierno (al menos aquí no).

Es falso que las dietas no funcionan. Sólo deben ser impuestas por otros.

Puede ser más fácil pesar los billetes, que contarlos.

La carne molida con calabacín es un nuevo plato típico impuestos, venezolano.

Si no tenes mucho efectivo, también te pueden atracar, con el uso de pistola y punto de venta inalámbrico.
Todo tiempo pasado fue mejor.
Esperemos hacer al presente y futuro, algo similar.


Pensándolo bien, el jabón Diamante no es tan malo, aunque sigas extrañando el jabón Las Llaves.

Cuando no hay azúcar ni papelón, los limones y la naranja por muy baratas, nada valen.

Cuando descubres el gusto por la yuca, su precio se iguala al de la papa de piel clara.

Las arepas también se pueden hacer con plátano, las empanadas con yuca, las cachapas con mango y el Cheez Whiz con Cheetos.

El queso amarillo es dañino...para el presupuesto.

Siempre sale alguien que se mete su sobredosis de VTV diciendo, ¡estamos más sanos porque comemos menos arepa, arroz y pasta!

Los jugos también se pueden endulzar con cambur.

Sembrar en un terrenito comunal es sabroso, mientras no te roben lo producido ni te amenacen los malandros conque cada cosecha, es suya.

La cerveza y los refrescos sí engordan y se les extraña en las reuniones.

El frasco de mermelada o mayonesa puede ser tu salvación, como vaso.

El agua potable es un lujo.

La pasta con atún pasó de ser un plato de salvavidas a fin de mes, a un plato exótico y caro, tipo gourmet.

Cuando se regula el pan, el pan campesino muta a pan canilla y el pan canilla muta a señoritas. El pan francés, es deportado con prohibición de entrada al país.

Las tortas de pan están en vías de extinción. Igual muchas otras tortas y dulces de la granjeria venezolana.

La basura pasó a ser alimento que no alimenta y es pero que el hambre propiamente.

Hay que hacerle jaulas a las baterías de los carros, para que no se vayan volando.

Los tres ceros de la moneda, regresaron para quedarse.

Tenemos una hiperinflación que muchos ingenuos no creen aunque ya están asfixiados.

No hay medicinas porque el gobierno es un enfermo.

Dicen que íbamos a estar mal con Henrique Capriles de Presidente, ¿acaso esto es estar bien?

Un huevo, nada barato es.

Ver una hallaca es un reto, comerla un milagro.

Los emprendedores están triunfando. Me refiero a los que están  emprendiendo el viaje fuera del país.

Ya casi no hay diferencia entre precio de bachaquero, de negocio privado o negocio del Estado. Los 3 son igual de caros.

En cada improvisación el resultado es una catástrofe, menos para el que improvisa.

El billete de más alta denominación, es el de más baja utilidad.

Colombia y Brasil tiene productos, por eso nos cierran las fronteras con ellos, para que no dejemos de buscar la ¿producción nacional?

Aquí es un héroe el que quiere sangre y es un vendido el que busca diplomacia y socavar al mal.

Hacer cola se está volviendo un gusto.

Si no tienes real, no tienes comida. Si tienes real, no se te garantiza tengas comida.

Si tienes efectivo en tu casa, eres sospechoso de todo lo ilegal, empezando con el delito de ahorrar o guardar para eventualidades y gustos.

Votar es el miedo de un gobierno que quiso tanto los votos cuando tenía al otro Presidente.

Las mujeres siguen buscando físico y dinero, sobre todas las cosas. O un motorizado con arma y gorra que usa día y noche.

El humor es atacado en todas sus formas, porque un pueblo alegre, piensa mejor.

Cuando el que finge (sí, finge, no funge) de Presidente miente, sus seguidores le creen y se inmolan con él. Cuando dice la verdad..., perdón, ¡jamás ha dicho la verdad!

Todo ministro, gobernador, alcalde, copartidario, compite por decir la mayor estupidez maligna a diario. El premio es un cargo.

La AN es acusada de todo de lo que no debe hacer, por quienes desconocen qué hace la AN. Y lo que sí puede hacer, no puede porque les disparan y muerto, nadie sirve.

Sí te das un gusto o disfrutas una fiesta, siempre habrá el que te critique y odie por aprovechar la vida antes que ésta se vaya.

Hay quienes aún no saben mascar chicles y subir escaleras. Pero quieren ser y hacer lo que critican.

Por eso y muchas cosas más, este año se debe olvidar y en los siguientes, subsanar.

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...