loading...

sábado

Quiero una Novia Cosplay, ¿puedo, puedo, sí?

QUIERO UNA NOVIA COSPLAY, ¿PUEDO, PUEDO, SÍ?

No sé de qué serie sea, pero en serio se ve bien 
Quizás esto parezca fantasía nada más porque lo es, aunque es real, pero fantasía.

Desde niño he sido fanático del animé y los comics, lo que genéricamente en Venezuela de decimos comiquitas. Las de los ojos saltones y que se pisan la lengua o les sale un brillo en el ojo o una nubecita enfurecida o avergonzada de pronto, son los animé; así los distinguíamos y seguimos haciéndolo.

¿Y qué hay más bello que una mujer?, pues dos mujeres…y así sucesivamente, hasta protestando en contra de uno, eso no les quita lo bello y están en su elemento. Más hay algo que para nosotros los frikis (parejerías mías después de viejo, decirme friki en vez de decirme adulto que no quiere dejar de ser niño), para nosotros hay algo que nos escachalandra o descuajaringa los sentidos: una chica cosplay.

Y es que ver a una mujer con alma de niña, que le gusten los comics y animé, que invierta su tiempo y pasión a no estar con deportistas o sujetos con dinero (los frikis no hacemos dinero hasta después de graduado y eso sí alguien nos arrea, si no, el dinero es nuestro mayor desconocimiento), admirar a esa dama hacer cosplay es encontrar a una mujer que hace poses coquetas, pero vive sin poses.

No con lo último quiero decir que las que no hacen cosplay no tienen un alma sin discriminación, eso jamás lo diré. Pero sí parece, así que lo remiendo aclarando que las cosplay tienen un paso más allá, sin desmerecerlas a ustedes. Y en efecto, siento que la estoy embarrando más, pero ¿qué hago?, ya este artículo me hizo pensar en damas cosplay.

Están al día con los animé, saben cómo visten, sus armas, accesorios, acompañantes, poses, paisajes, acciones, movimientos, estilo. Las chicas cosplay saben de pelucas, maquillaje, ajustes y precisiones que transportan lo que vivimos en revistas o pantallas de televisión y cine, en cuerpo y alma, ¡y qué cuerpos…y almas también!

Están al pendiente de los videojuegos, tráiler de películas, juegos, series, mangas, ovas, cortos y demás; engalanan parques, plazas, playas, ríos, edificios y todo lugar con su presencia. Se toman fotos con el más nerd de los nerd o el más friki de los frikis o el más hípster de…ya entendieron, sin falsas sonrisas ni evitándoles cómo podrían hacerlo las modelos o edecanes en los auto-tuning.

Seguro me gané otro lío con ese último comentario. No quise decirlo, pero sí, es así.
No son un disfraz más, son la construcción de personajes, inversión de tiempo, dinero, modus vivendi y más. Pero les interesa llevar la ficción a la realidad más tangible, de la manera más fidedigna y con su toque personal.

Sí, tengo fantasías con chicas cosplay. No porque usen trajes corticos o bikinis o trajes súper estrafalarios pero impactantes y de buen gusto. Lo tengo porque son damas que están en sintonía conmigo, con los que escapamos un rato de la realidad a la ficción, que es escrita por personas reales, así que no demeriten lo laboral y lo prolijo de la creatividad humana.

He visto admiradores de otras damas con otras profesiones que no ahondan en ellas. Por eso es que nos tildan de superficiales. La mujer siente, vive, goza y es el motor que empuja al mundo, ganado con su inteligencia, estilo, mesura y entrega.

Eso está en una cosplay, la mujer que eligió mostrar su belleza con ese toque inocente, imaginativo, fantasioso, creativo, inusual, cuasi imposible, mágico, tecnológico, de bisutería, maquillaje, moda y construcción, fuerza, agilidad y memoria, el mundo de las cosplay.

¡Qué no daría yo por tener una novia/esposa cosplay!, en nuestra Venezuela hinchada…digo, inflacionaria, es carísimo. Pero me han dicho que por amor se hacen muchas cosas no usuales y una dama que será tantos personajes, el dinero pasa a otro plano. Y sí es una hija cosplay, pues siento que le dejé un futuro que va más allá de la plata, el futuro que me inculcaron, en el que hiciera lo digno, que me dejara vivir sin incomodidad y sobre todas las cosas en el que fuera feliz y contagiara mi felicidad.

Así que sí eres una chica cosplay, ya me ganaste como premio de consolación.

Lcdo. Argenis R. Garnica S.

Redes:  @Humoristech

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...