martes

¡Me compro un carro nuevo! (de @ReubenMorales)

Reuben Morales

Será el primero que tendré comprado absolutamente por mí. Es año 2016 y lo encontré en un concesionario fantasma de estos que no parecen concesionarios, sino un puesto de buhoneros de carros. Tanto tiempo invertido en hacer mapas del tesoro y visualizaciones tal como me lo enseñó El Secreto, dieron sus frutos. Mucha gente lo desanima a uno diciendo “la cosa está mal” o “esta inflación nos tragó a todos”, pero quien no puede es porque no quiere. No soy enchufado, ni tengo sueldo fijo en dólares, simplemente lo compraré de la única forma en que se puede tener carro nuevo ahorita en Venezuela: haciendo una vaca entre 30 familias.

¿Recuerdan las cooperativas que se hacían en donde te adjudicaban tu carro a los meses? Este sistema es parecido, solo que compramos el carro nuevecito entre 30 familias y nos lo turnamos un día al mes para cada una. A mí, por ejemplo, me tocará el carro los días 14 de cada mes. Ya me veo usando ese día para pasear en mi carrazo. Me sentiré como el gobierno cuando dice “pero tenemos patria”. Será un día de carro propio al mes… ¡pero tenemos carro!
Este sistema de un automóvil con 30 dueños distintos tiene sus pros y sus contras. La desventaja obvia: te toca una vez al mes. La ventaja: los martirios se reparten. Así, a cada familia le toca una tarea fastidiosa. Los Colmenares deben hacer la cola para la batería nueva. A los Ruiz les toca conseguir el aceite sintético. A los Rodríguez les corresponde cambiarle el aceite. Los Díaz deben comprarle un caucho, los Leal el otro, los Andara el otro y los Méndez el otro. El seguro se paga entre todos. El blindaje, también. Llevarlo a alinear, me toca a mí. 

El balanceo es de los Carvajal. Lavarlo toca a los García, pero pulirlo a los Villegas. Comprar las pastillas de frenos es labor de los Mendoza, pero llevarlo a hacerle los frenos es cuestión de los Giménez. Los Marín compran el refrigerante y los Cardozo se lo echan. Los Mendiola compran el papel ahumado, pero los Solano lo pegan. Bujías es con los Acosta y reparar el tubo de escape es obligación de los Sánchez. Labores obvias como éstas, son fáciles de delegar. El problema es conseguir tareas que no saltan a la vista para que todos hagan algo. 

Por ejemplo, conseguir mata cucarachas para cuando empiecen a aparecer chiripas en el carro. En la Venezuela actual, es un gran reto. Eso se lo endilgamos a los Ferreira. Conseguir los pinitos que perfuman el carro, le toca a los Gutiérrez y el muñeco de tigre que mueve el cuello para ser pegado en el tablero, es asunto de los Grimaldo. Conseguir el gatico de la suerte que mueve el brazo, es misión de los Acevedo. A los Zambrano les toca comprar el reproductor con DVD y a los Palma una buena selección de CD’s y DVD’s quemados para disfrutar los viajes. El tapasol lo compraron ya los Parra y el Griffin para marcar el carro con mensajes como “De Güiria pa’ San Cristóbal”, fue adquirido por los Tovar.
Turndown Collar Striped Short Sleeve T-Shirts for Men
Turndown Collar Striped Short Sleeve T-Shirts for Men
$8.89

El contrato ya está redactado. Ser propietario de este carro es como ser socio de un club. Debes ser responsable. Si te atrasas, no cumples con tu tarea, lo chocas, no votas el próximo 6 de diciembre o te robas el carro un día que no te corresponde, serás expulsado. Si estás interesado en pertenecer a esta cofradía, contáctame. Aún nos quedan cuatro cupos para completar los 30. Eso sí, rápido, pues en el tiempo que te tomó leer esto, el dólar volvió a subir y lo que teníamos reunido para una Montero, ahora da para un carro iraní.
Fuente: www.reubenmorales.com

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...