Tuiteame éste

martes

Tener Una Erección (que parecen Dos o Tres)


PROBLEMA DE ERECCIÓN...

Mientras uno esté vigente, entra en vigencia y esa vigencia le hace estar vigente en el vigor, sea natural como se quiere o ayudado.

Este caso en particular fue tan natural como exprimirse una espinilla en la espalda uno mismo, que es factible, pero no es cómodo, lo que lo hace hasta más loable y merece un premio, en esta ocasión, aquello que no tiene y seguro no tendrá, porque sí por cada erección quiere premio, vivirá para eso y no podrá trabajar, lo que le atraerá hambre y muerte y quizá ya no bombee para que el premio se sienta satisfecho.

Las erecciones llegan como la brisa, como las olas, como las cagadas de paloma, en fin, cuando uno está ocupado en otras cosas; a veces las muy jodedoras no llegan cuando se quiere, así me han contado, estoy a 53 años todavía de que eso ocurra y ya para esa época la medicina habrá creado nanobots que lo paren y se venderán en farmacias. Ojalá no sea con corrientazos.

Toda esta perorata es para contar un caso del bombeo de sangre a través de una superficie espumosa, carnosa, de buen tamaño, peso, color y atrayente que se llama mi pene; a qué sabe y huele, no sé, ni siquiera siendo contorsionista lo sabría porque marico no soy.

Bueno, estaba yo  en una cita con una persona que es un lujo de persona, de esas que quisieras guardar en un estuche a prueba del mundo, por su bondad, dulzura, honestidad, inteligencia, carisma, pragmatismo, solidaridad, belleza, feeling y humanidad. A ese tipo de personas que te cuesta conocer y que perder no quieres.

Sus palabras me tenían babieco y a su vez, reflexivo, por saber de sus cuitas y transitar humano, ese contraste me colocaba en profunda meditación para poder contestar lo apropiado. En fin, hasta podrían ustedes pensar que yo soy inteligente, de lo sesudo que estaba.

El local en el que nos citamos es espacioso, de buena comida y como ocurre en la Venezuela de hoy, no es de atención de primera sino atención deprimente y ello se traduce en que el área de mesas no es bien atendido y había un montón de moscas sobrevolando a nosotros los comensales.

Como a mi cabello le dio por deshojarse de a poquito, mi cabeza es como esas zonas donde el narcotráfico crea sus aeropuertos clandestinos y es propicio para las moscas las cuales me hacen sentir que no me he bañado. Yo sí me baño, cuando se puede. Y para esa cita claro que lo hice. Pero ellas seguían aterrizando sin permiso de la torre de control y al rato de unos 50 aterrizajes, la vaina se pone fastidiosa.

Le solicité a mi dama amiga que nos retiráramos y así sucedió. Como con la dieta provocada por el régimen de maduro he perdido peso, han arreglado o “metido” (a mí no, mosca), ruedo a los pantalones para que me queden más ajustados. Al pararme, sin yo saberlo, tenía una erección fortísima.

El negro de WhatsApp no podría tener una así, obviamente primero porque es gay (investiguen) y segundo, porque sí eso se le para, toda la sangre del cuerpo se le va a esa tercera pierna y le da un infarto.

Era notoria y yo no quería que ella la viera, así que me moví como hacemos los hombres (o sea, dizque astutamente para disimular algo natural que pudo ser mal interpretado), sin atinar que una chica con su novio, que estaba frente a nosotros, me vio el paquetote.

Ella lo vio quedó boquiabierta para luego taparse apenada. Seguramente porque a su novio no se le para y le da pena que otros sí tengan vigor. Estoy seguro en mi mente, que fue eso. Eso le pasa a ella por n verme a los ojos. Para algunas mujeres soy solo eso, un pedazo de carne que atrae.

Por fortuna la dama con la que tuve tan hermosa cita, me ve a los ojos y al alma.

Al ver hacia otro lado, había un chamo con cara de homosexual (y sí no era, que me disculpe, pero debería de serlo), que me veía el bulto y abrió la boca y se saboreaba (¡¿?!). ¡ZAPE GATO, NO JILE!

Me tocó aplicar el plan de contener la respiración, lo que es peligroso mientras caminas. Y mi joven acompañante al verme distraído me preguntó, ¿te fastidié?, a lo que le respondí la verdad, ¡para nada!

Y sí, es la verdad, yo digo siempre la verdad. Allá ustedes mujeres, a ver con qué hombres mentirosos salen. Ella no me aburrió, fueron las moscas. Pero mi distracción era pensando en lavadoras dañadas, casas derrumbadas y el precio del dólar a ver sí eso me lo bajaba. Y ayudó.

La virilidad no es mala, pero es algo inoportuna y cuando se tiene algo por lo que pueden decir las féminas ¡WOWWWWW!, más notorio es. Lo incómodo es que te lo vea un carajo y se paladee. Yo respeto a los homosexuales, tengo primos y amigos que lo son y nos llevamos bien, ¡pero la mariquera no la respeto!
Bueno, gracias por leer este problema que no era el que creían. Sí tienen problemas de erección, consulten a un urólogo con el dedo pequeño para que no les dé tanto miedo. Y usen una horqueta.

miércoles

Una Modelo de Modelos (de @MariaFernanda06 y @Humoristech)

María Fernanda Padilla: Modelo, Licenciada, Emprendedora,
Atleta, Casada, Ama de Casa, amiga virtual de Humoristech y ahora, co-escritora de Humor.
Mente, Alma y Corazón, hacen a una mujer completa.
Y un piercing en el ombligo, también ayuda.

Post a 4 manos entre la modelo venezolana de marcas, ropa y accesorios con carácter internacional MARÍA FERNANDA PADILLA y el venezolano modelo vivo de huesos en las academias de medicina y CSI, ARGENIS SERRANO.

El problema de las modelos trasciende más allá del esfuerzo mal valorado que tienen la mayoría de los envidiosos y las que no quieren furular porque no se valoran a sí mismas. Ese problema llega al punto de que las ven como un pedazo de carne, lo que es un error. Ellas son carne + mente + alegría + ganas de comerse una hamburguesa de parrilla a diario + estudios + espiritualidad + preparación y nadie quiere verlas así.

No lo nieguen. La mayoría de los calenturientos siempre andan detrás de las modelos por: A) Tomarse una foto con la cual adornar su Facebook y quitarle lo patético a sus vidas, sumándole más de lo patético a grado mega; B) Decir que son “amigos” y ese es su mundo con tales damas al lado; C) Lo que están pensando en el baño, sofá o donde las vean/piensen.

Todo es con base en la cobardía. Sí, el miedo a pensar que ellas piensan, sienten, padecen, se construyeron más allá que el cuerpo, sino una vida, que lo que tienen no es parte de sus senos, nalgas y demás, es parte de un plan al cual llaman: vida, estudios y constancia en lo que creen y les gusta. Mucha gente cobarde sólo ve su exterior y el resultado, pero les da culillo pensar que deben echarle ganas para lograr lo que ellas decentemente hicieron, tienen, tendrán y aportan.

Sí, las modelos aportan más que los suspiros; ellas le dan sonrisas a quienes no la tienen y seriedad a los que se pasan de payasos. Se atreven a estar en ropa íntima en una avenida transitada par una sesión de fotos mientras muchos/as se las comen de deseo o mal de ojo con la mirada y creen que ellas lo están pasando normal. No señoras y señores ESO NO ES NORMAL, imagine usted que lo atracaron y dejaron en ropa interior a 7 cuadras de su casa, muchos demasiados no lo van a ayudar, le van a ver la ropa íntima rota, pero usted debe seguir a su refugio…y luego con su vida. Pues ellas sienten igual, pero cumpliendo su labor, el del arte atrevido que va más allá de ver esa piel de porcelana que no se rompe y no se toca.

Muchos por tener dinero creen que les toca una modelo y les ofrecen plata sólo para que sean ellas sus trofeos.  Señor, usted no tiene cabida en esa competencia, la plata no compra a las modelos de verdad, cuando ellas sólo esperan al hombre verdadero, al que trasciende y ese, no es siempre el que tienen billete, sino el que tiene algo que le deben modelar a ellas: sensatez y sensibilidad.

Ellas construyen un físico en el gimnasio donde su entrenador pocas veces las mira como muñecas, ya que muchos las ven con envidia por los senos y nalgas que ellas tienen y ellos no. Sí, eso lo puso Humoristech, no María Fernanda, aprovechó de descargar a los musculosos y dar a entender que ellas sólo están allí para entrenar y así más contratos conseguir.

Hablando de contratos, las modelos saben a dónde van y cada paso es una inversión. ¿Quién de ustedes, calenturientos y envidiosas puede decir lo mismo?, saber que pasarán a ser señoras que modelen menos pero que inspiren y eduquen más, eso lo saben las modelos y eso les da la solvencia que ustedes no consiguen en sus empleos por andar refunfuñado de los demás y no ver sus vidas.

Una modelo de verdad es una modelo a seguir. Es una mujer regia que usa el traje que sea y le da valor mientras otras desnudan su falta de ganas de darles sentido a su vida.

Muchos confunden a una modelo de marca, moda, pasarela, con una simple promotora que hace que el novio se preocupe cuando ella se va a un evento en traje cortico con un sujeto con dinero. Ese es un problema de falta de algo entre ustedes dos, no es algo que vaya con las modelos de verdad, ¡no se confundan, una cosa es modelo de pasarela y otra las de pasar el a…no!

Una modelo de verdad es una dama; la que se casa, hace oficios y sigue cuidándose cuando muere por una pizza de 4 pisos y 6 cervezas. Es esposa, madre, abuela, tía, prima, hija, hermana, amiga y no anda de enferma como los locos que andan deseando lo que por locos, no saben ganarse.

Ellas son reflejo del arte, de la moda, de la creatividad. Y a su vez, de su esfuerzo y amor propio. ¿Tiene usted amor propio?, revise, quizá también pueda ser modelo para alguien de una vida digna y feliz. Ser modelo para alguien es tener una buena pose ante la vida.

(Sobre las modelos) “…en nuestro trabajo, puede que estemos incomodas pero nuestra cara y actitud siempre debe reflejar sensualidad, alegría, empoderamiento, regias hasta la muerte”.- María Fernanda Padilla

“Ser bueno es la única forma de tener una amiga modelo; porque muchos que dicen estar buenos, están podridos por dentro; los feos somos adorables, en especial, yo”.- Argenis Serrano

sábado

CÓMO LIDIAR CON UN VENEZOLANO (de @ReubenMorales)


Reuben Morales

¿A su país llegó una colonia de gente que habla duro, ríe todo el día y pone en riesgo su trabajo? ¿No sabe cómo tratarlos y en su interior hasta ha llegado a despreciarlos? Pues no se preocupe. Le explico cómo entender a un venezolano:

Si le tocó recibir a uno y quiere hacerle una cortesía turística, no pierda el tiempo llevándolo a un museo. Con solo dejarlo en un supermercado común y corriente le hará el día. Saldrá maravillado al ver tantos productos.

Si necesita empatizar con un venezolano rápidamente, sustituya el nombre de cualquier cosa por la palabra “vaina”. Nosotros entendemos, perfectamente, cuando alguien dice: “Estaba montado en esa vaina cuando me picó una vaina, que me sacó esta vaina y ahora mira… estoy metido en tremenda vaina”.

Aunque parezca, no todos los venezolanos consumimos marihuana. Si nos reímos de nada todo el día es porque somos un pueblo alegre. En Venezuela alguien te relata un tiroteo que vio y lo hace sonriendo. De hecho, cuando Colón pisó nuestra costa, sus primeras palabras fueron: “Tierra de gracia”.

Si está pensando preguntarle a un venezolano cómo está la cosa en su país, le advierto. Si usted tiene apuro, no toque el tema. Perderá 20 minutos de su existencia. Si en cambio quiere subirle el ego al venezolano, haciéndolo sentir un entrevistado de CNN, pregúntele.

¡Un consejo muy importante! ¡Por favor no bote comida frente a un venezolano! Podría presenciar el despertar de una bestia iracunda desconocida hasta ahora.

Si de casualidad el venezolano vive en su casa, enséñele a darse baños cortos y a apagar las luces. ¡Los servicios cuestan plata! Entienda: venimos de un país sin agua y cuando la ponen, es subsidiada (como todos los otros servicios). Nos han mal acostumbrado. Discúlpenos.

Si al conversar con un venezolano observa que éste se pone rojo, se le infla la cara y suda, no se alarme. No es un ACV ni un infarto. Usted seguramente acaba de decir un doble sentido sin darse cuenta. Lamentablemente, nuestro cerebro está configurado para detectar estas frases de inmediato. Si usted dice cosas como “¿Quiere la salchicha grande?”, “Me llegó por detrás” o “¿A dónde le echo la leche?”, espere este tipo de reacciones.

Si trabaja con un venezolano, por favor no lo denuncie por acoso sexual. Los venezolanos somos tocones. Abrazamos, besamos, agarramos… Es algo normal en nosotros. ¡Y créame! Cuando hacemos eso, no nos pasa ningún pensamiento lujurioso por la cabeza.

Si al hablar con un venezolano se llega a sentir ofendido, alégrese. El cariño en Venezuela se expresa insultando. Le ayudo con este glosario, fíjese:
Si el venezolano le dice “maric@”: lo aprecia.
Si le dice “no seas huevón” o “huevona”: ese venezolano valora enormemente un chisme que usted posee.
Si sonríe y le dice “Eres una rata”: le admira.
Y si sonríe y le dice “Eres un coño ‘e madre”: le admira profundamente.

Si usted se llegase a enamorar de una venezolana, tenga en cuenta lo siguiente. Ella viene del país más ganador de concursos de belleza del mundo (211, para ser exactos). Está convencida de haber heredado un mínimo rasgo de reina de belleza. Entonces trátela como tal. Asúmase como un mayordomo cuyo pago es el amor. Aunque vale una importante aclaratoria: la venezolana no es feminista. ¡Le es imposible! Le encanta cuando le abren la puerta, le cargan las cosas, le pagan la cena y la acompañan a comprar sostenes bonitos. Todo lo contrario a una feminista.

Estas son las recomendaciones. Sígalas. Le prometo una mejor relación con su venezolano de turno. Así mismo le pido paciencia. No estaremos toda la vida en su país. Cuando esto pase, volveremos a Venezuela y usted tendrá casa, comida y agua caliente en uno de los países más bellos del planeta. Y al llegar ese día, no se sorprenda. Quizás comience a extrañar esa colonia de gente que habla duro, ríe todo el día y pone en riesgo su trabajo.


Fuente: www.reubenmorales.com

domingo

Bloqueo al Escribir


Cuando se tiene bloqueo del escritor uno se siente tan inútil como el que se autobloquea para leer. Y eso sí que es caer bajo. Bueno, no tanto como apoyar a la izquierda política o pedir cola en un camión de gallinas, pero es bajo.

Y es que uno se siente así como se siente cuando no se siente nada y es muy malo sentirse así. Tal cual decía Aquiles Nazoa de su personaje Toribio, uno se siente meditabajo y cabitabundo, pero con resultados adversos.

Se me ocurría hablar sobre la física cuántica, la levitación trascendental o el poder de los cristales de cuarzo y resulta ser que el bloqueo se hace más férreo por la mera condición de que no sé qué sean esas cosas. Y es malo hablar de lo que uno no sabe, aunque esa sea el pilar fundamental de muchos usuarios de redes sociales o de conversaciones en un bar.

Quería escribir sobre los estafadores pero son demasiados y no sé por dónde comenzar. Y mientras denoto esto, el bloqueo de escritor es mayor y noto la injusticia de que a los estafadores nadie los bloquea. En especial esos que venden esperanzas de intervención extranjera pero su único aporte para ello es sacar sus sillas Manaplas, unas cervezas y ver la película de acción. Esos están bloqueados de las heces en el cerebro.

Salgo a caminar y veo a las personas pasar y trato de inspirarme en sus reacciones, lo que dicen lo que hacen, lo que portan y parece que cada día son menos interesantes o es mi bloqueo del escritor. No, creo que sí son las personas. Aunque sí puedo reconocer que hay un poco de bloqueo en mí, ya que ni mi imaginación me ayuda y eso que siempre que veo a las personas venir hacia mí les visualizo dándoles una patada con la rodilla en el plexo solar, cachetadas, patadas a la espinilla, haciéndolas tropezar o el clásico agarrón de nalga y una pica de ojo (el mío de manera sexi y los de ellos con mis dedos así como en Los Tres Chiflados).

El bloqueo al escribir me permite oler las flores. Eso de usual lo hago y no veo porqué se va a mezclar una cosa con la otra. Y ese divagar es parte de no tener claros los temas a escribir y eso le ocurre a muchísimas personas y es porque son comunes, no sé por qué me ocurre a mí, que soy más corriente que común.

Quizá requiero una musa, que me hable al oído, me haga café con pan dulce, use mi camisa y ande en pantaletas o sin ellas pues. Pero lo cierto es que escribir es un reto y el bloqueo es sólo se derriba con el buldócer del intelecto.

Sí quieren o querían un consejo valioso para saltar dicho bloqueo del escritor, lo principal es tener bien claros los temas, aumenta su cultura general y saber lo que se quiere lograr. Dichos consejos, como han leído en este artículo, tienen un brillo propio excepcional, como todos esos consejos de autoayuda y autoestima que te hacen sentir bien y a los pocos minutos te hacen notar que son pendejadas que de nada sirven.

Cuando estés bloqueado, comienza de cero y usa la otra ruta. Menos sí estás bloqueado del intestino, allí sí consulta a tu médico, sin el malestar persiste, trata de no rezar, es muy triste pedirle a Dios que te dé fuerza para ir al baño.

Y finalizando, ¿a qué quería llegar yo con esto?

lunes

TUTORIAL PARA IR A UN VELORIO (de @SoyDavidShow y @ReubenMorales)


David Show y Reuben Morales

Un estudio demostró que nadie sabe cómo comportarse en un velorio (el estudio no existe, pero el youtuber y comediante David Show y yo lo hemos vivido y ya con eso es suficiente). Por ello hemos buscado facilitarle la vida con este manual de comportamiento funerario.

DE CUANDO TE ENTERAS DEL FALLECIMIENTO:
No tenga pena en admitirlo. Una parte de usted siente alegría. Le acaban de dar la excusa perfecta para salir del trabajo. Sin embargo ahora toca vestirse de negro, pero no hay tiempo para bañarse. Tranquila, nadie se baña para ir a un velorio (salvo que se haya enterado del suceso mientras se enjabonaba). Solo vístase de negro y échese bastante perfume. Ahora surge otra pregunta.

¿Cuánto tiempo se debe pasar en un velorio? Si quiere saber con exactitud, vaya treinta minutos antes de la hora de cierre de la funeraria. Así podrá decir que los vigilantes lo echaron cuando usted más quería apoyar.

DE CUANDO LLEGAS A LA FUNERARIA:
Prepare sus oídos. La clase social del difunto se saca por la música. Si era millonario, habrá un cuarteto de cámara al lado del féretro. Si era clase media, le cantarán los presentes. Si era pobre, habrá música a todo volumen (y un motorizado echando tiros al aire).

Al llegar, inevitablemente una parte de usted volverá a sentir mucha alegría. En un mismo espacio encontrará a todos los familiares y amigos que no veía desde hace siglos. Todos estarán pensando “¿Y la botella?”, así no lo reflejen sus caras. No obstante, usted puede romper ese hielo. Solo diga una verdad sobre el fallecido y listo. Como ningún muerto fue totalmente bueno (como lo pintan), exclame cosas como: “¿Tú también tuviste algo con ella?” o “¿Él también te quedó debiendo?” o “¡Ése no es Chávez! ¡Ése es un muñeco de cera!”.

DE CUANDO ENTRAS A LA CAPILLA:
Nadie sabe con qué va a encontrarse en la urna. Por ello hágase la peor imagen en su mente. Así no se sorprenderá cuando vea a ese difunto más maquillado que una miss patrocinada por una casa de cosméticos. También evite decir “Deberíamos recordarlo haciendo lo que más le gustaba”. Pues si el difunto era mujeriego, no faltará quien diga “¡Orgía todos contra todos!”. Más bien aproveche la cercanía a los familiares y convénzales de los beneficios de la cremación. Así evitará apartar otro día de su apretada agenda para ir al entierro.

En cuanto a los familiares del fallecido, les damos una estrategia para financiar los onerosos gastos funerarios. Como todo el mundo quiere ver al difunto, hagan algo: vendan entradas. Además pueden sacarles provecho dividiéndolas en las siguientes jerarquías:
Entrada General: da derecho a hablar fuera de la capilla.
Entrada VIP: permite compartir con los familiares.
Entrada Gold: acceso directo al difunto.
Entrada Diamante: otorga un cupo exclusivo para cargar la urna.

DE CUANDO TE VAS DEL VELORIO:
Antes de partir, hágale un favor a la humanidad. Tómele una foto a las coronas de flores y móntelas en sus redes con el hashtag “#Lettering”. Al parecer, los defensores de este nuevo oficio de trazar letras a pulso olvidan una de las prácticas más difíciles del ramo: redactar un mensaje con pega blanca sobre una cinta de regalo. Habiendo cumplido esa tarea, retírese en paz.

Así esperamos haberle ayudado. Ahora ya tiene dos formas para saber cómo comportarse en un velorio. Una es siguiendo este manual. La otra es que usted sea el difunto.

jueves

Whisky @Humoristech 12 Años Deluxe

No existen palabras...bueno sí, pero es que sí voy a decir las mismas, no me gusta. Más sí agradezco sus visitas que han impulsado éstos 12 años de logros en este blog, el más antiguo dedicado al humor en Venezuela.

Siempre a la orden, para todo lo bueno, constructivo, legal, humorístico, publicitario, comer y espero que send nudes girls. +5804124777807

Argenis Serrano - @Humoristech


sábado

¡No creerás a quiénes encontraron haciendo la #Apostilla para irse del País!


Los presentes en la sala de Apostilla del Registro Mercantil estaban putrefac…estupefactos ante la presencia rutilante de éstos dos seres respetados por algunos, irrespetados por otros, uno con poder dado por el pueblo y que el CNE se lo quitó y otro con todo el poder y la gloria y aun así, ya no pueden seguir aquí.

Reporta: Argenis Serrano (Agencia Helados de Teta – Pedí Press-tado)

Todo comenzó como comienzan las mañanas tranquilas en Venezuela, con peleas, discusiones, mentaderas de madre y agarrones de nalgas que han llegado a matrimonios de distintos e iguales sexos, a las afueras de las oficinas del Registro Mercantil de Aragua. Luego que los ladrones pasaron raqueta a los pendejos que llegan temprano y que la gente fue a sacar copias que no necesitaba pero se las cobraron full los otros ladrones de la única fotocopiadora del área, se hizo un silencio sepulcral seguido de flashes de cámaras para captar el momento y tener efímera fama posteando el momento: ¡El Niño Jesús Llanero llegó a Apostillar sus documentos!

El asombro y la parejería de las selfies pasó a un estatus de miedo y de afirmación de que estaban haciendo lo correcto apostillando para irse, cuando el Niño Dios dijo a quienes le consultaron que hacía allí lo siguiente: “Ya no puedo seguir regalando nada, a mí también me suben los precios de todo y como no hay empresas nacionales de juguetes, tecnología y de comida para hacer regalos, ¿qué les voy a dar?, la bendición se las puedo echar desde el cielo o por Skype, pero más nada puedo hacer.

Él mismo vaticinó unas navidades más grises que las anteriores, no por la falta de regalos, sino por la falta de gente aquí a quien regalar y que el guáramo, unión y decencia que él ha regalado antes, nadie los ha usado para defenderse del mal.

Los calvos presentes se jalaban los cabellos y las tetonas falsas se daban golpes de pecho que les rebotaban, afligidos ante tal declaración. A los pocos instantes, hablando de tetas, apareció la reina María Lionza quien también se disponía a apostillar sus documentos, acto que tardó mucho porque como fue sin sostén, los pajizo estaban tomándose fotos con ellas como esos perdedores que se toman fotos con las modelos en los eventos playeros o en las exhibiciones de carros para sentirse muy machos los pendejos esos; además, tenía que estar pendiente de que no le fueran a remolcar a la danta y se la comieran.

Ella alegó de manera sencilla: "Yo no puedo hacer nada, porque acá no hay fe; trabajaré fuera y les mandaré fe de allá a ver si esa sí me la aceptan".

Como los dos seres hacen milagros, pasaron tan rápido así como consiguieron cita. Muchos de los que estaban preguntando cómo eran los procedimientos les dejaron sus correos para que les hicieran el milagrito y ellos luego publicaban las gracias al noveno día.

Luego, cada uno de éstos personajes famosos, se fue por su lado, con sus papeles y dejando sus enlaces en las redes sociales para que vieran los productos que estaban vendiendo para irse: el Niño Jesús vende una mula y un buey, una alpargata de oro y un cogollito blanco que le dejó Simón Díaz y María Lionza las acciones de su casa vacacional en la Montaña de Sorte por Yaracuy.

No son el primer caso
Ya otros personajes famosos en Venezuela también han pasado por ese Registro Mercantil al procedimiento de apostilla. Nadie sabe el por qué usan el Registro de esta entidad estadal siendo la cuna de la revolución y por ende se entiende que está bien cagada, pero lo hacen.

Hace unos años, cuando se notó que el régimen de nicolás maduro sería una cagada (o sea, desde que Chávez lo dejó), llegó rápidamente a registrar, apostillar y comprar su pasaje a México, la famosa “La Sayona”. 

Ella declaró en ese momento que viene una época de oscurantismo a Venezuela, tan oscura que ni yo podría salir; además, con tanta inseguridad, ya me han cogido dos veces, una de ellas fueron ¡mis hijossssss!”. Por eso decido irme a México, que sí bien no podré ejercer lo que sé, sino máximo chofer de Uber que paga más que cualquier cosa aquí, me juntaré con mi comadre “La Llorona”, que llora menos que lo que van a llorar los venezolanos con éste cáncer que se propaga”.

Dato @veri_fikado: Pixie, Dixie y Mr. Jinks no eran Mexicano, Cubano ni Andaluz, eran de Hanna - Barbera

Una información que no se ha dado a conocer y en la que nadie repara ni importa, hoy nos atañe y nos ocupa por ser un dato que no debería ser verifikado pero a nosotros acá nos sabe a casabe ir o no contra la corriente, así que vamos con la nota que deberíamos haber explicado en este cuadro amarillo como hace @veri_fikado.

Tristeza, desconcierto, confusión desilusión, desencanto, ignominia y color cenizo en rodillas, codos y pezones son varios de los síntomas que no se han de tener al ponerse a pensar en este dato. De hacer alguno o peor, todos, consulte a su exorcista de confianza, usted tiene que estar mal o en algún momento le espantó la burra a la Virgen María y por ello está pagando un karma crónico, o en criollo, una pava macha.

Luego de cotejar varios videos, Wikipedia, páginas de doblaje, hacer algunas consultas con el tabaco Manzanares con la candela para afuera porque no estamos mal, conseguimos verifikar (la K es necesaria por logo pero no por los Kirchner de Argentina), que Pixie, Dixie y Mr. Jinks en efecto NO ERAN DE LAS NACIONALIDADES QUE SE LES ENDILGAN.

Pero por asuntos del doblaje y la internacionalización, se hicieron mejor que sus voces originales en ingles, que son como aquella mujer que empezó a sangrar por la nariz y estornudar y le vino la menstruación en ese momento, lo que le hizo espetar aquella frase célebre “qué vaina, sí no es una cosa, es otra”.

Resulta ser que Pixie y Dixie son ratones norteño y sureño respectivamente (la guerra civil vive) y Mr. Jinks un gato de los suburbios, o sea, las zonas donde la gente va a dormir, ciudades dormitorios, casas bonitas lejos del mundanal ruido, algo así como lo son Guarenas y Guatire para Caracas, Mariara para Maracay o Yaritagua para Barquisimeto, sí le quitamos a Guarenas, Guatire, Mariara y Yaritagua, lo cagados que están, aquellas vainas parece que están en demolición o juegan a los mandarriazos.

Así que por cosas de Don Jorge “Tata” Arvizú, luego de darles un primer doblaje que sabía a pan relleno con arroz, vino un segundo doblaje que es el que queda para la historia; tan internacional que llegó a España y los españoles no lo criticaron, aunque el humorista Goyo Jiménez sigue preguntándose como coño consiguieron a un Andaluz en los Estados Unidos, siendo ellos tan discretos ¿?

La voz de Florencio Castelló, un sevillano que trabajó con Cantinflas, le cantó a Dumbo que no creía que un elefante volara y le dijo a Mowgli en El Libro de la Selva que era especial, dio a Mr. Jinks el toque de seÑor (con Ñ mayúscula) a su nombre y su “odio a muerte a esos ratones”, aún resuene en el continente. Eugenia Avendaño (Pixie y Betty Mármol…yo creía que era María Antonieta de Las Nieves) y Estrellita Díaz, hacían de esos dos ratoncitos unos buenos y sanos compinches que sacaban al gato de sus casillas y más porque el gato no podía sacarlos de sus vidas o se quedaban sin trabajo; allá no es como aquí que se cae un pedazo de oreja en una barbería y aparecen 19 ratones a darse karatazos por ella.

Es así como con este compendio científico de palabras sin sentido, hemos demostrado que Pixie, Dixie y Mr. Jinks son de Hanna - Barbera y de la posteridad gracias al doblaje hecho en México; así, se ha derrumbado por nosotros esa fake news de que “Pixie, Dixie y Mr. Jinks fueron los primeros miembros de la OEA” o la peor de todas “Pixie, Dixie y Mr. Jinks son unos extranjeros que vinieron a limpiar pocetas y llegaron a la televisión acostándose con ejecutivas ratonas y gatas de la cadena, quitándole el trabajo a los estadounidenses”, entre otras noticias falsas que hemos derrumbado no solo con este escrito, sino dejando de publicar esas notas mentirosas que creamos y divulgamos de manera maliciosa para justificar este escrito.

Parodia a la página hermana www.verifikado.com del colega periodista Fernando Núñez Noda.

miércoles

ENTREVISTA A MERCURIO RETRÓGRADO (de @reubenmorales e ilustración de @elrechiste)

Reuben Morales

Tras mucho insistirle al planeta, finalmente pudimos obtener esta exclusiva con el personaje del momento. Lo presentamos con nombre y apellido: Mercurio Retrógrado. He aquí la conversa:

REUBEN: Usted se ha puesto muy de moda. ¿De dónde viene toda esta tendencia?

MERCURIO: Bueno, porque los otros planetas me empezaron a hacer bullying. Que si “ay, el que se sienta de primerito en el salón”. Que si “ay, el asistente del Sol”. Que si “damercurio”. Hasta que un día me molesté.

R: ¿Y por qué el adjetivo de “retrógrado”?

M: Porque, en teoría, echo para atrás todo aquello que ha tenido un avance. O sea, destruyo lo construido.

R: ¿Entonces usted es chavista?

M: ¡Zape! Ése es Marte, que es rojo rojito. De hecho, yo estoy convencido de que esto de Mercurio Retrógrado lo inventaron los chavistas para justificarse.

R: Pero tengo entendido que Mercurio Retrógrado es un fenómeno astrológico que se da cada tres meses, ¿cierto?

M: Claro, lo que pasa es que la gente comienza a contar los tres meses cuando le conviene.

R: ¿Quiere decir que usted es como un chivo expiatorio?

M: Tal cual. Se guinda una computadora, es culpa mía. Te peleas con la pareja, es culpa mía. Se va la luz, es culpa mía. De hecho me he convertido en la solución perfecta para el intelectual flojo. ¿Quiere detectar a un vidente mediocre? Vea cuántas veces explica todo con Mercurio Retrógrado.

R: ¿Te sientes el enemigo público número uno?

M: ¡Para nada! De hecho tengo mi club de fans. Los estudiantes, por ejemplo, cuando salen mal en un examen, acuden a mí y les repiten la prueba. Cuando agarran a alguien siendo infiel, me echa la culpa a mí y lo perdonan. Cuando un presidente lo hace mal, resulta que soy yo. Hasta me llamaron los dibujantes de Scooby-Doo para ponerme de villano en un episodio.

R: ¿Y se siente bien recogiendo la basura ajena?

M: ¿Sabes qué? Tiene sus beneficios. Mira que hoy en día tú me usas para explicar un fenómeno y termino teniendo más credibilidad que un artículo del “Harvard Business Review”.

R: ¿Y le saca partido a esto?

M: Sí, claro. Doy asesorías privadas a organizaciones.

R: ¿En serio? ¿Y de qué consta una asesoría suya?

M: Bueno, básicamente les cuento a mis clientes cuándo es que realmente me voy a manifestar y cuándo no, para que se planifiquen. Es que a los terrícolas les encanta echarme la culpa de todo y la verdad, se pasan. El calentamiento global no es culpa mía. La sobrepoblación, tampoco. La contaminación, menos. Tampoco tengo nada que ver cuando elijen a un presidente malo.

R: Bueno, es que usted tiene fama de bipolar.

M: ¡Sí, ja, ja! Digamos que soy el dolor de vientre del Sistema Solar.

R: ¿Y en medio de todo este embrollo, qué solución práctica le podría ofrecer usted a cualquier ciudadano de a pie que solo busca tener una vida más tranquila?

M: Muy buena pregunta. En principio, que no crean en cuentos de camino. Lo otro es que le quiero hacer un llamado a todos los diseñadores de software del mundo. ¡Por favor inventen un antivirus que proteja contra Mercurio Retrógrado! Y a los reporteros del clima les pido algo. No solo den los pronósticos de la lluvia y la temperatura. Incluyan las probabilidades de Mercurio Retrógrado.

R: ¡Tremendos consejos! Bueno, y ya para finalizar, ¿tiene algún plan futuro o primicia que nos quiera contar en exclusiva?

M: Bueno, sí. En efecto quiero decirle a la gente que por favor viva tranquila y haga sus proyectos sin cuidado porque no vuelvo a estar retrógrado sino hasta el 17 de noviembre.

R: ¿Y si les llegase a pasar algo malo de aquí a allá?

M: Bueno, ya saben… Mercurio Retrógrado.

jueves

Clarence, de Cartoon Network


Al ver cualquier capítulo de Clarence lo primero que uno se pregunta es, ¿qué le pasa a este niño? Y la respuesta salta de inmediato en cada episodio: No sé qué le pasa a esta criatura ni a su creador, Skyler Page.
Aunque, digamos por ocupar espacio, que tiene los típicos problemas de los buena gente, comedidos, cariñosos, que brindan oportunidades a los demás, es servicial, hace lo que le viene en gana sin importar las consecuencias porque no cree o no sabe que sus actos tienen consecuencias y éstas pueden ser malas, porque sólo espera que la gente haga lo mejor, viva lo que quiere, se merezca más allá de lo que gusta, que disfrute y que consiga lo que ha de conseguir.
Esos problemas son usualmente resumidos en que nadie tolera ver el bien en los demás, entonces echa pestes. Acá también vamos a echar unas, pero suavecitas.
Primero, Clarence no podría ser latino, porque se llamaría Clarencio, eso sería bullying automático y obligatorio. Luego, juntarse con un maniático de lo campechano y otro maniático de la limpieza, le hace ser la frontera entre ambos. Ello se transforma en más hacer lo que le venga en gana y que todos compartan.
Luego está una de las demostraciones liberalismo y amplitud que la TV busca, Jeff, el amigo voz de pito que le mete al delicado y medio porque lo dejan ser él, aupado por su madre y otra madre que es el padre, ya que le meten al amor tijereteando y eso está bien. Le dan libertad pero no le dan reglas en su formación como hombre de bien, entre ellas la más importante para un niño criado por cualquier conjunción familiar: las sandalias no se usan con medias, así tengas más dedos.
Sumo, le mete al loco porque es parte de una familia que no le mete al tijeretazo, sino a la reproducción + básico + IVA. Entonces él se aparte del común denominador y eso está bien, mientras se bañe, porque peinarse no puede.
Están varios amigos que ni voy a nombrar, excepto 3: Benson, que es el mimado arrogante y emo, que lo es porque tiene real y está bien, déjenlo,  él se merece hacer eso por la nariz tan horrible que le tocó y que no se opera porque está ocupado en pasar el Fornite o qué se yo; a los necios se les deja quieto y luego se estrellan. 
Está Percy, que es de esos inocentes psicópatas los cuales te pueden lanzar por las escaleras para quedarse con tu casa y el más importante: Gilben, que no habla sino a través de ondas mentales con poderes paranormales y ese poder es bueno ya que hace que los niños televidentes se inspiren y empiecen a buscar en su mente para ser normales. Aclaro, sí los adultos nos ocupamos y les metemos cosas buenas, allí las encontrarán.
Por último, Mary, la mamá de Clarence que es dueña de una peluquería luego que el padre de Clarence la cogió y se fue y eso que se lo dijeron, pero no, ella lo iba a cambiar estando de anteojito que no aportaba. Luego que ella se levantó, necesitó complementar su vida y se consiguió uno más vago que el anterior, Chad, que por feo, es bueno y servicial; sólo lo mantiene y él es fiel por ello… y por feo.
Clarence habla con las cosas, con él, con los demás, pero no escucha. Al principio creí que era Asperger pero no, sólo es él mismo y los demás que se ajusten o se los lleva la que los trajo, total, es su programa.
Éste análisis de Clarence se hace sin comprometer a los personajes ni a Cartoon Network que sigue repitiendo episodios y no trae los nuevos, y eso que la serie ya se dejó de emitir en USA, porque el pueblo árido y lejano donde vive Clarence, se quemó por el calor y todos se fueron, o al menos es el final que yo le pongo, porque sí es por CN jamás lo veremos, aunque cuando lo transmitan, lo repetirán 1000000 de veces al mes. FIN

CÓMO CALLAR AL VECINO DE LA MÚSICA DURA



Reuben Morales

Primero es preciso identificar al espécimen en cuestión. El vecino de la música dura suele ser hombre… más específicamente soltero… más específicamente con varios meses sin sexo. Esto convierte a su equipo de sonido en su ritual de apareamiento. El aparato es como las plumas que el pavo real despliega cuando cortejar a su fémina. Por ello, este vecino busca hacerse sentir no solo por el volumen de su música, sino por la hora atravesada en que la pone (como domingo a las siete de la mañana, por ejemplo). Ojalá fuera solo la hora, pero no. También son sus gustos musicales: bachata, baladas viejas, vallenato, salsa erótica, trap o reguetón. De hecho, en un estudio publicado por la UMM (Universidad de Mí Mismo), se demostró que la relación entre el volumen alto, la soltería y el mal gusto musical son directamente proporcionales. Todo ello sería tolerable si el equipo de sonido de este individuo fuese pequeñito, ¡pero no! Su equipo de sonido siempre viene con el mismo accesorio: par de bajos sísmicos capaces de hacer temblar todos los muebles del vecindario.
 
En cuanto a sus características psicológicas, dicho vecino se define por ser creyente del positivismo. Con la música, busca imponer su buena vibra a la fuerza. Además la música ejerce en él un efecto como el del alcohol: a mayor volumen, más bello se siente. Sin embargo, el delirio llega a su etapa cumbre cuando el vecino entra en la fase karaoke: cantar a todo gañote. Es el preciso momento cuando al difunto Beethoven se le quita la sordera para retorcerse en su tumba. Pues si algo caracteriza a nuestro vecino es que canta peor que una señora de iglesia luego de inhalar helio.
 
Ahora bien, ya identificado nuestro vecino de la música dura, es necesario dar los consejos recomendados por la UMM para neutralizar a dicho espécimen. Primero, si se llega a encontrar a este vecino en las áreas comunes del edificio o urbanización, comience a hablarle SOLO moviendo los labios. ¡No emita ningún sonido! Él dirá “¿¿Quééé??”. Usted no le pare. ¡Siga moviendo los labios! En cuestión de minutos él se convencerá de haber perdido la audición.
 
Como segundo, organice un amigo secreto entre los vecinos con una única cláusula: el regalo final solo pueden ser los audífonos gordos y grandes de DJ que están a la moda. Esto lo dejará diplomáticamente acorralado.
 
Tercera estrategia: quitarle la corriente o seguirle la corriente. Como quitarle la corriente también lo perjudica a usted, entonces sígale la corriente. ¿Ha escuchado que los violadores pierden interés cuando la víctima finge estar disfrutando el forcejeo? Pues haga lo mismo. Cuando nuestro querido amigo tenga la música en todo su apogeo, reúna a varios vecinos y tóquele el timbre. Apenas abra, pónganse todos a bailar, muy animados, y pídanle entrar a la fiesta. Él se cortará por completo. Según la UMM, esta estrategia siempre arroja el mismo resultado: el vecino se verá con nuestros mismos gustos musicales. En consecuencia, los cambiará para volver a llevarnos la contraria. De ahora en adelante solo colocará cosas buenas como jazz, Adelle, Sinatra, reggae o chill out,
 
La cuarta y última estrategia viene solicitada, incesantemente, por el pueblo venezolano. Si usted tiene a un bulloso vecino de estos en su vecindario, mándelo a Venezuela. Nosotros ya hicimos una recolecta para alquilar un apartamento justo al lado del palacio presidencial de Miraflores. La idea es residenciar a este vecino allí y dotarlo de un gran equipo de sonido para que aflore todo su talento de DJ frustrado cuando quiera. Estamos convencidos de que en solo días, nos sorprenderá el titular “Presidente se marcha por no aguantar a vecino que pone música dura”. Si usted nos ayuda con esto, lo nombraremos héroe nacional, haremos bustos del vecino de la música dura y su hijo se ganará en una beca del 100% para estudiar la carrera que más desee, cuando desee, dentro la prestigiosa y afamada Universidad de Mí Mismo.

viernes

Aumenta el Queso en Venezuela

Queso: En Venezuela, producto de la falta de sexo ya sea por soltería, desgracia, omisión, morbosa decisión, divorcio, castigo temporal o semi-permanente, matrimonio fastidiado o rechazo de parte de quien podría quitártelo. Aplica por igual en mujeres y hombres. 
Fuente: RAH (Real Academia de Humoristech)

Las malas políticas y acciones de maduro & Otros Co (Otros Co...ñoemadres) han obligado a los venezolanos y venezolanas a la salida forzada o impulsada del país por; algunos otros por lo que le leen a los que ya se fueron o algunos por moda, pero la mayoría es por hambre, trabajo y bienestar, no voy a venir yo a buscar líos, cada quien sabe que se fue por culpa del mal.

Más uno de los daños más sólidos que han hecho es a las parejas que les dejan ese queso guindando cuando es uno o una que se va, siendo algunos de los casos los siguientes:

El que dejó a la esposa y se fue y a ella no le gusta el sexo telefónico y menos por Skype porque se ve gorda. Eso enquesa.

El que se le declaró a la chica y ésta le dijo que sí, pero cuando ella volviera. Y ella estando allá se decidió quedar.

La que dejó que el marido, todo un picaflor, se fuera a buscar un mejor porvenir en otro país para ellos y lo que hizo fue buscarse otra familia.

La que siempre estuvo delgada y esbelta y siempre rechazó a los de acá; ahora se fue del país, se le destapó un hambre vieja, engordó, se empató con un gordo y ya los que la ven por Instagram no la extrañan, pero lamentan que se haya mantenido el queso cuando ella estaba aquí y no tiraba porque los gordos de acá no le daban nota y menos con su figura.

El que dejó a la esposa irse primero a cuadrar el camino, pero se quedó con los niños y no puede matar el queso porque los niños lo vigilan pero ella sí está matando el queso, delatada por el mensaje que les envía cada mes "la cosa no está muy buena por acá" y contrasta con sus viajes a Machu Pichu que no son baratos.

La que mata el queso mientras el marido está jodiéndose trabajando y siendo fiel porque la ama.

Los que se van porque consiguieron una persona afín en otro país y cuando llegan allá, con la esperanza de un amor, trabajo y matar el queso, les roban la maleta y los órganos.

La que le dijo al chico que le gusta su amor por él y él le dijo que volvería. Semanas después recibe sus fotos en Chile de él con su pareja, otro hombre. Las fotos son de ellos matando el queso.

Los que creen que porque su esposa se fue o las que creen que por su esposo se fue, pueden tirar unas canas al aire y resulta que nadie quiere tirar con ellos porque están bien escoñetados de físico, nada más ellos se aguantan.

Los novios de lejos se mandan nudes y siempre terminan en memes.

Parejas que se van juntas del país y cuando llegan allá, luego de varios días en un autobús, se dan cuenta que no se quieren. Mientras buscan empleo, a la primera persona que se consiguen, se la dan, quien quita consigan que les mantengan.

Cuando están como pareja ya mudados a otro país, ven que todo está tan económico que luego de comer como cerdos lo que no podían comer acá, echan un polvo mataqueso y quedan embarazados sin empleo. Porque los condones son baratos, pero con lo que cuestan agrandaban la orden de pollo frito de ese día.

Los que nos quedamos acá, se nos van las personas con quienes quisiéramos tirar; y quienes quedan, más bien quieren tirar con otros de otros países a ver si así consiguen otra nacionalidad y se mejora la vida.

Cuando por casualidad consiguen masturbarse con sexting o WhatsApp, se les queda el pegoste en la mano, lo pasan por la pantalla y la dañan. En los servicios técnicos cobran más caro por limpiar residuos de pasión.

Algunos se fueron a países de clima muy frío y eso engarruta el pipe o entiesa como no es los pezones y poco a poco dejan de pensar en el sexo, la pareja, la familia. Sin saber que se están enquesando y eso cuando les explote les puede meter los ojos para adentro.

Con esta hambre y preocupación y pensando qué estará viviendo tu familiar lejos de ti, ¿quién piensa en sacarse el queso?, así empieza la frigidez y la impotencia. Maldito nicolás maduro, culpable. Ojalá que tengas que tirar con cilia, ¡guácala!

En conclusión, entre la emigración, el alto costo de preservativos y moteles, las negativas, la preocupación que quita las ganas de sexo, el queso se hace tan grande como el queso de La Luna. Ya no es queso de año, sino de años.

Autor: Argenis "Cheez Whiz" Serrano - @Humoristech.

Problemas Familiares

Es doloroso cuando tu propia familia cambia su actitud para contigo.

No existe la verticalidad, parece que se cansan de uno y te lo manifiestan, eso quiebra el alma.

Los seres queridos, cuando te hacen eso, te colocan en la encrucijada del alejamiento y un sinfín de problemas.

Me afectan sus palabras y expresiones altisonantes para conmigo, así como el silencio de sus molestias que antes eran gracia y ahora son molestia y separación.

Cuando era bebé y me lanzaba un peíto mis papás se reían y hasta me daban besos en las nalguitas; ahora lo hago y me dicen cosas feas mientras lloran y escupen y corren.

¿Qué pasó?, ¿por qué cambiaron?, ¡sigo siendo el mismo hijo!

PUBLICIDAD (obvio, ¿no?)

Entradas populares