lunes

Así + o - son las "Plaza Bolívar"

Son más sabrosos los raspados que en cualquier otra parte. Pero los raspaderos son cada vez menos. Sí, las grandes corporaciones los están aniquilando para minimizar la competencia a sus helados y la mafia China con sus granizados. En resumen, a los raspaderos se los están raspando.

Todos muy contentos vemos a las ardillas jugar entre sí y amarse libremente, para nosotros eso es armonía. Para las ardillas, eso es voyeurismo.

Las aves, copiando a las ardillas, se reproducen entre los copos de los árboles. Ellos siempre de exhibicionistas y mirándonos para abajo, somos nada para los pájaros. Condenados, ojalá que las iguanas les peguen un susto.

Los edecanes del Libertador, siempre a su lado, contando historias. Siempre se extrañan cuando alguien les oye.

Las palomas andan por el suelo habitualmente. Así como sus amigas entre las piernas de los edecanes.

Las parejas enamoradas caminan por la plaza, tomadas de la mano, viéndose, de allá para acá y de acá para allá. Hasta que los edecanes se van y al fin les dejan un puesto.

Las parejas al besarse en los nichos, asientos o en el prado, sienten la emoción de la paz del romance. A veces sienten un fuerte cosquilleo que les alborota por debajo de su ropa. Son las ardillas que se les metieron.

Pedirle a alguien que te tome una foto con tu pareja. Y en la algarabía del abrazo, el cariño, las poses, luego viene la carrera y el ME ROBARON LA CÁMARA, AGÁRRENLO, LADRÓNNNNN.

Árboles imponentes, majestuosos, llenos de historia. Los vemos con todo respeto, hasta los loquitos que están en la parte de atrás de los mismos echando una cagadita. 
La parte de atrás de un árbol, -para quienes no lo saben- es donde está la pila de ñoña.

La Estatua del Libertador, con una mirada férrea, imponente, majestuosa, de un real estadista. Grande Simón Bolívar que mantienes esa mirada en el mármol y bronce que te inmortalizaron. También la tendrías con tanta cagada de paloma y de estar vivo, con tanta cagada del gobierno.

Las fuentes, donde los chorros de agua son motivo para diversas situaciones: Ya sea gritar "grande, chiquito, poquito", cantar aquella de "allá en la fuente, había un chorrito"; decir "acá chico, mojándome con el agua que salpica para bajar este calor" o la más frecuente "ya están los locos bañandose en la fuente".

En esas fuentes jamás lo dejan a uno remojar los pies cansados, como sí esa agua se la fueran a beber. Los policías se lo hubiesen permitido a mi tío, pero él aparte de medias y zapatos se quitó todo.

Las lámparas nos recuerdan aquella época señorial, de arte europeo y barroco o rococó o todos esos nombres que vimos en Historia del Arte en el liceo y nos parecen iguales.

Sus luces, son igual al siglo XIX, parecen más bien de vela de cebo a luz eléctrica. Por eso las plazas no son muy visitadas de noche.

El caballo del Libertador, como no se puede mover, es el verdadero "caballito frenao".

Pelear por semántica con los policías, ya que están los letreros de NO PISE LA GRAMA y las parejas se defienden alegando que no están pisándola, sino acostados en ellas. Tiene razón, pero gual va presos y golpeados por dárselas de inteligentes.

Ninguna persona consume alcohol en una Plaza Bolívar. No sólo por respeto, sino porque allí no venden.

La estructura de las 4 esquinas des las Plaza Bolívar en los pueblos es la siguiente: 1) Iglesia; 2) Farmacia; 3) Panadería o bodega; 4) Licorería. Vayan a un pueblo y pueden comprobarlo. En algunas a la mitad hay un mercado viejo o una alcaldía.

La Plaza Bolívar más grande de suramérica esta en Colombia, la más grande de Venezuela en Maracay, las personas, prefieren ir a los centros comerciales porque las plazas ofrecen lo mismo.

Los mosquitos se alimentan de niños y adultos.El único lugar donde no se acercan, es cerca del vendedor de cotufas. Esa es la mentira con sugestión que les da el vendedor de cotufas a los visitantes.


Las parejas de enamorados, metiéndose la lengua hasta las anginas frente a los niños, no dan un mal ejemplo. Frente a los que no tienen pareja es que sí lo dan, comiendo delante delante de los pobres. Y frente a los ancianos que van a la plaza a coger aire, que es lo único que pueden coger.

Las usan para hacer concentraciones. Pero no mentales y reflexivas, sino de tumulto revoltoso o pachanguero. Eso los hace sentir bolivarianos y a Bolívar le hace sentir lástima. Sólo se consuela cuando se resbalan con el maíz y las cagadas de paloma.

1 comentario:

inesdecuevasenlaliteratura dijo...

Apreciado Argenis, felicito tu creatividad. Lindo sitio, divertido, interesante y bonito.
Te deseo mucha suerte en todos tus proyectos.
Dios te bendiga siempre. Un gran abrazo.
Inés de Cuevas
http://inesdecuevasenlaliteratura.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...