Tuiteame éste

sábado

Post-Elecciones: Fin de Mundo Apocalíptico

Me desperté. El despertador no sonó. La pasta de dientes soltó aire. La tapa del sanitario se cayó justo cuando vaciaba mi vejiga. No había agua. El zapato se rompió. A la nevera se le dañó el motor y la comida se puso piche. La perilla de la puerta se me quedó en la mano y la lleva se quedó en el cilindro de la reja.

El ascensor del edificio de en frente se atascó con varias personas entre dos pisos. Había luz, pero de la solar, bien fuerte y ardía. De la eléctrica no había y la temperatura a la sombra no se diferenciaba a la de afuera. Los diarios llenos de malas noticias y mostrando el fracaso del libre albedrío y del auto-respeto tradicionalista.

Los flojos, arrepentidos se flagelaban oyendo vallenato y reguetón. Eso no es castigo, es estupidez continuada. Los postes llenos de imágenes sonrientes que no corresponden con la realidad de las regiones. Así son las fotos, un momento que dura, pero no se ajusta a los cambios.

Carros fallando, motorizados a toda velocidad sin importarle la raza humana, sólo la tara donde se montan. La gasolina importada haciendo más cancerígenos los carros para los peatones. Los bebedores felices de una victoria inmerecida, la que quizás tampoco entiendan cuando se les pase la rasca.

Por las ventanas de los edificios caen las cosas de las parejas que se insultaban por diferencias políticas y olvidando lo que les debería unir. Los empleados públicos preocupados de que el continuismo les afecte los pagos tanto como ellos afectan la prestación de ayuda al público con sus operaciones morrocoy y la protección de la ley de carrera administrativa.

Por las calles los falsos políticos corren con sus maletas llenas de plata a viajar. Los buenos políticos se quedan a seguir luchando pese al fraude, pero la gente no valora eso, sólo siguen órdenes cuán autómatas no sea que se les caiga lo que ellos creen les favorece. Cuando ya se les cayó encima y les provocó una hernia que no les deja moverse a la par de los nuevos tiempos.
(TINJI) 5.0 Android 4.0 MTK6577 Dual-core 3G Phone w/ GPS/ WiFi
(TINJI) 5.0" Android 4.0 MTK6577 Dual-core 3G Phone w/ GPS/ WiFi
$167.12
 

Ya visto todo esto, levanté la mirada al cielo y pedí que viniese una barca como la de Noé a salvarnos del naufragio. No vino de manera literal, sólo apareció en forma de gente que aún creen en las cosas buenas, la decencia, la tecnología, la inversión, la moral y buenas costumbres y la equidad. Gente que yo la veo y quizás usted, pero para otros no lo es, ya que tienen las gringolas colocadas por su arriero, por su encantador de pollos.

Pero de frente y a manera de un apocalípsis o fin de mundo maya, observé a quienes se dejaron encantar, en sus casas lujosas o pobres, todas de cartón como esa sociedad, a la cual le caerá pronto el agua fría de la realidad y se volverá un masacote del cual nos tocará hacerles salir, sin instarles a nada, sólo dándoles el norte donde hay cálidos rayos de sol para que se sequen porque están mojados, pero que no se encandilen o no salimos de la B a BA.

Quería registrar estos desastres antes, pero las letras estaban temerosas de aparecer en Word o cuando intenté el método tradicional, se le rompía la punta a mi lápiz y el sacapuntas chino se lo comía, pero no lo afilaba.

A la nueva sociedad hay que ensalmarla, porque le cayó una pava macha muy arrecha.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...