Tuiteame éste

lunes

Lo Bueno de Lo Malo (1 de 2) de @ReubenMorales

Hay un chiste de cuando Dios creó a Venezuela. Dice que Dios se esmeró en poner las playas más bellas, los tepuyes más majestuosos, las cataratas más altas, bastante hierro, oro, petróleo, llanos, copos de nieve y desiertos, hasta que San Pedro, viendo que a Dios se le estaba yendo la mano con cosas bonitas, le dijo: “Disculpe, jefecito, pero todavía nos queda medio mundo por hacer. ¿Le va a dejar todo lo bonito solo a Venezuela?”. Y Dios respondió: “No, tranquilo… me faltan los venezolanos”.

Hay venezolanos que se apenan de ser venezolanos. Hablan de «el venezolano» como si ellos no lo fueran. Algunos hasta emigran, buscando subir su dosis de orden y bajar la de bochinche. ¡Y ahí es donde pudiera estar el error de percepción!: en ver el bochinche como algo malo, cuando puede ser de las mejores aptitudes desaprovechadas que tenemos.

Sabemos que el trabajo organizado y metódico trae buenos resultados, pero también sabemos que ha llevado a la humanidad a sus peores tragedias. ¿De cuánto no se hubiese salvado el mundo si Dios le hubiese agregado una dosis extra de bochinche? Por eso, imaginemos si algunos de los peores episodios de la humanidad hubiesen estado a cargo de venezolanos.

1.   Los kamikazes japoneses: estos pilotos suicidas no habrían dejado su huella en la historia de haber sido venezolanos. Solo imaginemos a un kamikaze venezolano. El general le dice: “Torres… su objetivo es llegar a Pearl Harbor, estrellar su avión y dar la vida por la patria”. Ese piloto, recién salido del espacio aéreo venezolano, hubiese empezado a tranzar con la torre de control de Pearl Harbor: “Papá, te tengo un avión de combate baratico. Aprovéchalo ya que yo no me voy a estrellar nada. Tú me lo depositas en dólares en una cuenta, me das una green card y es todo tuyo”. Resultado: nadie sabría hoy de Pearl Harbor.

2.   La Unión Soviética: un proyecto que dejó a los países que la conformaban en la quiebra, hambreados y con muchos fallecidos a causa de la represión política y la poca salubridad. Un venezolano al mando de eso nos ahorra el problema. ¡De hecho lo comprueba la historia! Bolívar funda su Gran Colombia y la cosa no le duró más de una década. Al poco tiempo cada quien agarró su parcela de poder y terminaron diciéndole: “Bueno ya, Bolívar. Probamos para complacerte, pero esto no va para ningún lado. Mejor deja la vaina, que como estábamos, estábamos bien”. Resultado: La Unión Soviética no hubiese sido una catástrofe.

3.   El ataque a las torres gemelas: esto prosperó porque Al Qaeda se aprovecha de lo organizado que funciona Estados Unidos. Un ataque de esa magnitud en Venezuela es imposible. Solo imaginemos a unos terroristas de Al Qaeda en el aeropuerto de Maiquetía con el plan de tumbar las torres de Parque Central. Para ello, estarían esperando un vuelo nacional (eso ya implica, al menos, una hora de retraso en la misión). Una vez en el aire, se levanta el primer terrorista para amenazar a todos los pasajeros con gritos y nadie le hubiese parado. Todos estarían pensando: “Otro maracucho echando chistes en un vuelo”.
Finalmente, cuando el terrorista logra entrar a la cabina para dirigir el avión hacia las torres de Parque Central, se da cuenta de que se le adelantaron en la misión: una torre se quemó hace poco y todavía la están reparando. Resultado: no tendríamos 11 de septiembre.

Continuará… (que para este bochinche sí estoy organizado).

PUBLICIDAD: Humoristech sin CIA está a nombre de LIGHTAKE (click en la imagen)

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...