Tuiteame éste

viernes

¿Qué ocurre cuando nuestra puerta está cerrada?

Un experimento social muy aleccionador el cual es más efectivo sí usted vive en: zona concurrida, popular, vende algún producto para bandearse, hace algún eco en su entorno, marca la pauta del lugar o tiene una hija que está buena y gusta de desvestirse frente a la ventana o andar sin ropa íntima y hacer volteretas.

En mi caso, vendemos refrescos, maltas, cigarrillos, jugos, se cogen tetas y se venden ruedos, por ello hay tantos toques a mi puerta.

¿Cómo hacer el estudio?, sencillo, al menos en mi caso: cierro la puerta en horario de venta, bajo el sonido del televisor y espero que venga la gente, éstos son algunos de los casos, cualquier horario de 7 a.m. a 10 p.m., lunes a lunes.

1) Los niñitos que no saben leer ni interpretar que por la puerta estar cerrada, no se está atendiendo y tocan y llaman ¡señora, señor, niñito (a mí)!

2) Los hermanitos mayores de los niñitos que no saben leer ni interpretar que por la puerta estar cerrada, no se está atendiendo y tocan y tampoco éstos entienden los muy tapados e igual llaman ¡señora, señor, niñito (a mí)!
Bolsillo tamaño sangre de alcoholemia Digital Alcohol Tester con
Bolsillo tamaño sangre de alcoholemia Digital Alcohol Tester con
$6.25

3) Los papás de los niñitos que no saben leer ni interpretar que por la puerta estar cerrada, no se está atendiendo y tocan y tampoco éstos entienden los muy tapados e igual llaman ¡señora, señor, chamo (a mí)! y a la larga se van a comprar a otro lado, no por entender, sino por instinto y porque la gritería, les dio más sed.

4) Los manganzones (jóvenes de +18) que buscan un cigarro y tocan como hablan, o sea, como los propios emo bobolongos con asma y cogíos por un burro. Me gusta cómo se alejan para buscar en otro lugar y sufren por moverse tanto, cargando el peso de su espalomada vida.

5) Los Testigos de Jehová. A éstos no sé quien les abre. Y si estando con la puerta abierta, finjo ser sordomudo, menos voy a asomarme, a menos que sean unas chicas bonitas, por lo cual sí abro la puerta envuelto en una toalla que se caerá sola, enseñándoles el tridente del diablo que las instará a pecar.

6) El viejito simpático que desea tomarse una malta. Me da lástima, pero no le abro porque se me friega todo el experimento. Nadie lo manda a ir en horas indebidas.
ZY-S6 Mini Wireless Bluetooth Mono In-ear Earphone Headset
ZY-S6 Mini Wireless Bluetooth Mono In-ear Earphone Headset
$9.69

7) El chico que anda con alguna vecinita y quiere brindarla. Ese que quiere ganarse los puntos comprándoles a los casi suegros varios de los refrescos más caros. A ese menos que menos le abro, que sufra más por pendejo, esas vecinas mías siempre buscan carajos que les den comida para ahorrar y gastarlo en los vagos que sí quieren de novios.

8) El que llega luego de las diez y se pega a tocar, pero buscando algún sonido que delate que estamos allí haciéndole tocar y no le paramos, para terminar diciendo que la señora es una vieja mamagüeva, el viejo un cabrón y a mí cuando me vean, me escoñetan. Al otro día van más temprano, mansitos de docilidad.

9) El que va y toca con la esperanza de que no le abramos para así ahorrar y no fumar ni beber refresco. Provoca abrirle para fregarlo, pero no, el experimento es primero. ya fregaré a otro.

10) Los que van a hacer censo, preguntas para el concejo comunal, quienes van a pedir plata para sepultar al malandro de la comunidad que fue muerto en un enfrentamiento y es una gran pérdida para el entorno ya que era nacido y criado acá, los que quieren que nos enrolemos en su partido y los vendedores de cosas que sabemos no necesitamos. Todos esos se van frustrados porque no pudieron cumplir su cometido de trastocarnos la paz.
Military Style Quartz Watch Big Size f Kids
Military Style Quartz Watch Big Size f Kids
$7.38

11) Quienes saben que a la hora de almorzar y cenar deberían al menos no asistir; que cuando está la puerta cerrada es que nos estamos bañando y no podemos bajar mojados o nos esnucamos o sí alguna vecina vieja me ve en toalla se muere ahogada porque se le hace agua la boca.

12) Quien va a preguntar sí vendemos hielo, deduciéndolo porque vendemos cosas frías; deducción tan válida como que en la panadería venden pan, así que han de despachar hamburguesas con papas.

Irónicamente, el experimento no funciona con gente que debería tocar y no lo hacen como: el repartidor de gas, quienes entregan los recibos de luz, agua, aseo, la gente que nos debe, una chica bonita preguntando una dirección y que al vernos, nos enamoremos y los que van a ofrecer una ayuda social. Esos sí saben lo que significa una puerta cerrada, los muy desgraciados.

RESULTADO OFICIAL DEL EXPERIMENTO: Al menos la gente sabe que la puerta se toca o el timbre. Su interés personal va por encima del nuestro, así que si la puerta está cerrada, nos sabe a casabe. La anarquía es el divertimento nacional, alimentado por tener dinero para pagar. Y el más evidente resultado es...

...soy un desgraciado para hacer sufrir a la gente, aunque pierda ventas, pero el gozo de hacerlos realizar lo indebido y ver sus almas llenas de yoísmo, despierta el tigre quer hay en mí JAJAJAJAJAJAJA (risa malvada).

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...