Tuiteame éste

domingo

¡OH ANDRÉS BELLO! ¿QUÉ HEMOS HECHO CON TU IDIOMA?

Este trabajo es de pura percepción, oído y reflexión. No queriendo con ello demostrar que soy el mejor (pija primo, expresión llanera), más sí contribuir con lo que sé y con lo que saben otras personas. Si usted sabe otras, agréguelas y las publicamos, si desea, copie y pegue esto como un correo, si se acrecienta, seguro llegará a ser una solución importante y podremos darle a nuestros padres de la patria, a nuestros familiares y a nuestro orgullo, una patria mejor preparada, más capacitada y que exija más a su ser, a su estima y a quienes poseen mayor conocimiento. Si así creció Hiroshima luego de la Bomba, ¿por qué nosotros no luego del Kulikitaka? (chiste súper malo). Anzoatiguense = Gentilicio aplicado a los habitantes y todo lo relativo al estado Anzoátegui, al oriente de Venezuela. Mi pregunta es, ¿por qué no Anzoateguiense, si está la e antes de la i?. Bichear = Muletilla que expresa pobreza en el lenguaje (el término pobreza en la gramática es ese), que es utilizado para indicar cualquier cosa, situación o efecto del cual se desconoce el término y no se tiene gana alguna de intentar conocerle su significante y significado. Catálago = Otro nefasto barbarismo, cuando en realidad la palabra es “Catálogo”, o sea un mostrarlo de bienes, productos o servicios (hasta de animales o personas se han visto). Realícese con quien diga esto, lo mismo que con el haiga. ¡Dame un fresco! = Se dice “refresco”. Fresco sería asociarlo con un viento o brisa agradable. Haiga = La palabra más barbárica entre los barbarismos. Lo correcto es “Haya”. Quien diga esto, debe ser corregido o azotado, no precisamente en ese orden. La Calor = Coincidencialmente al colocar el título, el corrector ortográfico y gramatical de Microsoft office Word me colocó “El Calor”, que es la acepción correcta, es masculino. La Curul = Esta acepción es la correcta, más tanta ha sido la batalla durante años del cómo es la forma correcta y las opiniones ya casi son tan pares, que se acepta decirlo en masculino, pero en nuestro país se le cambió en forma diplomática a “el cargo”. Mejor. La Televisor = Este si que se hace recurrente en la oración “yo estaba viendo la televisor” ó también al decir “lo pasaron en la televisor”. Televisor “masculino”. Televisión, que podríamos englobarlos en las ondas emitidas a través de un transmisor desde una planta televisiva. O sea, lo que usted ve o vio fue por el televisor, transmitido por la televisión. Nadien = Este error se comete cuando se intenta pluralizar la palabra, cuando la polisemia de la misma se encierra en su concepto y acepción común. Lo correcto, sea la cantidad de personas a las cuales quiera hacer referencia es “Nadie”. Nieblina = No me voy a extender. Se dice neblina, de niebla. Repito: NEBLINA. ¡No hice nada! - ¡No hicieron nada! - ¡No pasó nada! = “No” es la principal de las expresiones de negación, obviamente y nada es negación de existencia. La regla castellana indica que doble negación es una afirmación, así que al decir una de esas expresiones, lo que dice en realidad es que si hizo algo, si hicieron algo, si pasó u ocurrió algo. Lo preciso sería decir = No hice algo ó eso; No hicieron algo…; No pasó u ocurrió algo.

Oposicionismo = Término errado para referirse a una persona o grupo de personas que ejercen oposición a algo o alguien. Fue oído por vez primera por William Lara y continuado en su proliferación por adeptos al régimen, sin análisis de la existencia de la misma. Se ha querido colocar como significante que son quienes se oponen de manera férrea y continuada. Según el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española, versión 2007), ese término no existe. Se dice Oposición y quien la practica es opositor u opositora. Rumbiar = Uso equívoco del verbo irregular “rumba”, el cual se amoldó al latinoamericanismo. De usarse esta acepción, al escribirse ha de ser “rumbear”, con “e” no con “i”. Sádico – Sádica = Persona que usa el sadismo para vulnerar de manera perniciosa la integridad de otra. Derivado del apellido del maquiavélico Marques de Sade. Esta expresión la adoptaron los jóvenes de esta generación para decir que algo está bueno, tremendo, pasado de lo convencional. Disminuye la integridad de la juventud, siendo esta palabra la que define a quienes ultrajan a mujeres, niños, niñas y uno que otro gay engañado para saciar sus bajos instintos. Definitivamente, acá hace falta padre, representante y maestro que les corrija. ¡Se fue la luz! = Lo que se falla es la energía eléctrica, lo más apropiado sería “falló la energía eléctrica”. Sube pa’ arriba – Baja pa’ abajo – Entra pa’ adentro – Sal pa’ afuera = El apostrofe en el pa’, que significa “para”, aunque no es muy galante ni se estila en conversaciones formales, en una forma coloquial iberoamericana al cual ya se le ha tomado costumbre y respeto. El punto acá son las acciones, ya que si subes, para arriba vas, bajas es para abajo, entras es hacia adentro y si sales es para afuera. Te Darás de Cuenta = Desde que en 1975, Oscar de León grabó el clásico de la salsa “Llorarás” e incluyó “así te darás “de” cuenta”, cometió un gran error gramatical con el cual los literatos se afianzaron para una guerra que no termina con los creadores musicales por el uso y abuso de artículos en sus creaciones. Lo más cercano a lo correcto, para crear un balance ni quitarle el potencial a la canción y la costumbre que de ella se aprendió sería “Así te darás tú cuenta”. El mismo Oscar corrigió ese error treinta y tantos años después en una versión con el seudo grupo Zona 7. Aplica también para la expresión "Me di de cuenta" ó su negación "No me di de cuenta". ¿Verdad? = Muletilla que refleja inseguridad o deseos de que le refrenden lo que están tratando de decir de forma segura y confiada y a la postre suena más bien a pregunta. Quienes poseen este hábito se le pueden contabilizar más de 30 veces en una conversación de diez minutos. Y, Y, Y, Y = Tartamudeo resultante de un hábito aprendido en casa, en ambiente que se frecuenta. Se acentúa cuando no se tiene seguro qué se va a decir. Es igual con cualquier palabra que se repita al comenzar una frase. En el país se le dice a la persona con esa costumbre “Se le pegaron los platinos”. De personas con la misma inquietud. En un grupo de contactos en las páginas de Facebook, encontré estos a los cuales deseo hacer referencia, algunos coincidentes con los míos, coloco la introducción/presentación del mismo, creado por Susana Franco, a saber: Este grupo esta creado con la finalidad de erradicar la pronunciación los verbos en pretérito con una "S" al final: hicisteS, vinisteS, comisteS, BailasteS, fumasteS... etc., etc... También tenemos como objetivo crear conciencia en cuanto al uso de las siguientes palabras por parte de nuestra sociedad: - Haiga - Hubieranos, eranos, venianos, ibanos - "Fueras hecho eso", "fueranos ido". - "En antes" "em-préstame" - LA calor, a LA final - NadieN (naiden) - Me di de cuenta - Pecsi - Picsa (o pipsa en su defecto) - InscriCcion - oCCion, oDvio, oBeo - Taisi, peIsi - Eruto y sus derivados (erubtos, erupto...) - HaceN años - hiGno o hiPno (en vez de Himno) Si desean integrarse y colaborar, la dirección es: www.new.facebook.com/group.php?gid=5453642929 Un extracto de un análisis más profundo. Y para finalizar, coloco parte de un estudio del periodista y literato Alexis Márquez Rodríguez, que publicó en Tal Cual, que es dirigido a los comunicadores sociales, que en vez de ser ejemplo para las personas en una mayor y mejor redacción, morfosintaxis y/o semántica, nos convertimos en eco de las fallas y así, como los gordos y gordas que fuman, hacemos un círculo vicioso. Observen esto titulado: Errores frecuentes en el lenguaje periodístico venezolano (3) A veces se cometen errores consistentes en el mal empleo del significado de ciertas palabras. Ocurre, por ejemplo, con el adjetivo "sendos", que significa "Uno o una para cada cual de dos o más personas o cosas" (DRAE): "Traje sendos regalos para mis tres hijos"; "Ellos viven en sendos apartamentos". Su significado determina que se use sólo en plural. Pero en Venezuela, sobre todo los jóvenes lo han convertido en un adjetivo ponderativo, para exaltar las virtudes de algo o alguien: "Senda nave la que se gasta Fulano"; "¡Hola, Fulana! Sendo novio te conseguiste". Un caso peculiar es el del adjetivo "palurdo", que en el habla popular ha sido convertido en "balurdo". De "palurdo" dice el DRAE: "Dicho por lo común de la gente del campo y de las aldeas: Tosca, grosera (...)", que es, más o menos, el significado con que también sobre todo los jóvenes aplican el vocablo "balurdo". El cambio de "palurdo" en "balurdo" parece ser por influencia del francés, pues en esta lengua nuestro "palurdo" equivale a "balourd". Últimamente se viene usando indebidamente la palabra "experticia", empleándola como equivalente a "experiencia", lo cual es un disparate: "Los médicos venezolanos poseen una gran experticia"; "Se busca personal con experticia". La palabra "experticia" se define en el DRAE como una "Prueba pericial", y se registra, por cierto, como un venezolanismo. En efecto, en nuestro país una "experticia" es un medio de prueba en un proceso judicial o administrativo. Consiste en un informe de uno o más peritos o personas con amplios conocimientos en alguna materia, después de examinar algo que se ha sometido a su observación. Es común, por ejemplo, cuando ocurre un accidente de tránsito, que el o los vehículos accidentados se sometan a una experticia o examen por uno o varios peritos, para determinar y evaluar los daños sufridos y así determinar el monto del siniestro que deberá cubrir el seguro. En un juicio se pueden someter a "experticia" determinados lugares, libros de contabilidad, documentos, etc. Este error se origina, sin duda, en que en Inglés "spertise" significa "habilidad, pericia" (VOX Chambers: English Learners’ Dictionary; Barcelona; 1990), lo que en Español equivale a "experiencia". Pero en nuestra lengua "experticia" no es, definitivamente, "experiencia". También por influencia del inglés se usa mal el verbo "aplicar", atribuyéndole valor de "aspirar" o "solicitar": "Yo apliqué para un cargo en la CANTV": "Ella está aplicando a una beca de postgrado". En Inglés "to apply" significa "aplicar", y también "solicitar", pero en Castellano "aplicar" es sólo "aplicar". Peor aún es el uso de "aplicar" que se oye mucho en estos días, en una cuña de televisión que termina diciendo: "Ciertas condiciones aplican", expresión absolutamente disparatada y sin sentido. Quizás se quiere decir "Ciertas condiciones son aplicables".

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...