loading...

domingo

Carta Semi-Cerrada a Nicolás Maduro

Ya que mucha gente la agarró por escribir cartas que usted no lee y no por no querer sino porque no sabe....sabe que existen las cartas....tampoco...yo le escribo unas líneas.

Quería hablarle sobre la mala situación económica del país, pero los puntos álgidos, lo que es la inflación, la devaluación, el superávit, la fluctuación, los egresos e ingresos, y toda esa jerga económica yo la desconozco, igual que usted, así que no podríamos hablar de ello o nos caeríamos a mojón entre ambos.

Me interesaría hablarle sobre los problemas de la cultura, la danza, el teatro, la música coral, los titiriteros, los joroperos, pero usted anda en la onda del pop y tecnomerengue comprado y en esas ondas no me cuadro. Parece ser que no congeniaré con el gusto musical de muchos autobuseros, entre ellos usted. Son pocos los que colocan lo que me gusta.

Acá regreso a escribir la carta, se cortó la corriente por media hora. Se le escapó a los militares este apagón en Caña de Azúcar. Todo un crimen de guerra, de las batallas que estamos todos perdiendo. Al menos, en eso estamos igual de salao usted y yo (ciertas condiciones aplican),

Quería hablarle de inseguridad pero de eso no me gusta hablar y usted de eso no sabe.

Tuve el pensamiento de hablar sobre unión internacional y diplomacia, pero es que yo no he viajada como usted y jamás lo haré tan cómodo, ya que soy del vulgo y estudié, pero no ascendí, al contrario de usted.

Hablarle de empleo me pone en una situación tan penosa que me pone dudoso comentaarlo, ya que mis padres y amigos me instaron a que estudiara y a duras penas lo hice, saqué una licenciatura en comunicación y me preparé en docencia, entre otras cosas, como mi  empírico humor visual,  salpimientado por la enseñanza de mucha gente buena que me ve ascender paso a paso, no a un gran lugar, sino al lugar donde mi preparación me hace útil. 

Quería hablarle de eso, pero creo que de esas cosas, usted no sabe.

Quería hablarle de carisma, empatía, humanismo, respeto, cívica, moral y de jamás decir mentiras o transfigurar la verdad. Pero...(otra vez el bendito pero), de eso no soy tan destacado ya que soy un venezolano del común, más no corriente y usted es un venezolano que no desea estar entre los comunes ni estar con las nuevas corrientes. Ambos estamos perdiendo en esto con respecto a Henrique Capriles que nos lleva una morena en todos estos puntos.

Quería hablarle de unidad, esperanza, caridad, equidad, pero no podemos hablar de lo que yo siento y lo que usted no, porque quedaríamos en neutro. Quizás me pueda poner más de acuerdo con María Bolívar.

Bueno señor Nicolás Maduro, porque el título de señor se ajusta a su edad y estado civil al cual ascendió por los canales regulares, no le puedo dar mensaje en esta carta, ya que usted de seguro no va a saber de qué le estoy hablando y su mensaje quizás me desoriente o hasta me caiga la maldición del pájaro uyuyuy por mi herejía de no entender a un medium de su clase, que recibe los mensajes en morse y los traduce ajustados a usted (punto rayita rayita punto rayita punto punto) que significa "me se apareció un lindo gatito".

Nicolás Maduro, ya no le podré escribir más porque se acercan las elecciones y estará muy ocupado para leer lo que el pueblo le quiera decir, por eso lo dejo tranquilo y no me ilusiono que me conteste esta carta en esta ocasión, sólo le digo "quizás haya mejor suerte para la próxima ocasión, Nicolás, en esta, no".

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...