sábado

Carta abierta a la Carta Abierta

Querida, Carta Abierta,
En donde nazcan tus letras
Presente.-  

          Vaya un saludo con los brazos abiertos y lleno de nuestro rico lenguaje castellano para ti. Deseo que sigas siendo esa forma explícita de dedicar una misiva a ciertos sectores sociales y también los asociales y los antisociales, si es que estos últimos saben leer.

Hoy te escribo esta carta abierta a ti, Carta Abierta, porque debo decirte con todo respeto que lo que me dices no es tan abierto, ya que las mentes cerradas no permiten que tú seas llave del conocimiento plural.
         
¿Serán tus palabras llenas de francos eufemismos atados a un estoico pragmatismo; tus figuras literarias que como sabemos cruzan por la alegoría, el símil, la hipérbole, la prosopopeya, hipérbaton, metáfora y demás elementos que alimentan a la retórica contemporánea y que muchos letrados utilizan con tan suave pluma, amplio conocimiento y sentido crítico, evitando así la pobreza del lenguaje, aunque los pobres de la misma no se atreven ni a pasar por Google a leer los conceptos y probar sí algo se les pega?

          ¿Será que te falta garbo o que provienen de alguien que ha sido catalogado como ficha de un sector al cual no puedes entrar o bastión del conocimiento para otro lado que le lee, pero no le entiende?; a veces la lengua romance te edulcora tanto que no sé sí es un petitorio de mejoría en pro de un bien nacional o una propuesta de matrimonio.

          ¡No lo sé Carta Abierta, sencillamente no lo sé!, y eso evidentemente me preocupa, porque sé que tú tienes la oportunidad de diseminarte por los medios impresos, digitales y donde el copia y pega funcione, aunque algunos te quiten la firma que te acompaña y mientan de la autoría para exaltarse o destruir reputaciones, en especial la tuya, ¡oh Carta Abierta de mi corazón!

          Este es el segmento de la carta en que he de ser duro contigo: ¡Ya basta!, te lo digo con toda la fiereza y seriedad de mi alma, pero sin ofenderte ni creer que te me he volteado, Carta Abierta, al escribirte esta carta abierta que bien debías leer. Muchos no te están entendiendo o te dejan porque parece que el conductismo te guía y sé que esa no es tu intención, eres más llevada al constructivismo y que el mismo no se individualice, sino que se concatene.

          Necesitamos de ti, Carta Abierta, que te abras más. Y no veas un lado erótico y exótico en este petitorio. Debes observar, Carta Abierta, que esta carta abierta es para que seas más abierta en tu expresión, en lo directo, en el uso de la polisemia de la palabra y en la invitación directa a que se hagan los correctivos, mejoras, uniones, soportes, apoyos e ideales que con este tipo de cartas abiertas, se te quieren dar a entender para que seas más prolija y beneficiosa al común denominador, mi nunca bien ponderada, Carta Abierta.

          Espero no haber sido grosero ni destructor de tu ánimo e intenciones apropiadas para la ciudadanía, Carta Abierta; pero es que has sido tan utilizada y tan poco bien correspondida y menos, bien respondida, porque siempre sale alguien con actitud visceral, resentida, dolida, llorosa o que se la tomó para sí y no era para él o ella y hace que cualquier carta abierta sea un lío para ti, mi adorada Carta Abierta.

          Corregir, mejorar, aumentar, decir y hacer, sin exclusión pero sin la inclusión de fachos, flojos y fanfarrones, además de un lenguaje que no inste a la pobreza pero que no se pase de rico, sino más bien administrado en dosis como de comida en restaurante caro y no como en parrillada de amantes del colesterol, harán que tú, Carta Abierta, seas mejor entendida por los lectores y no un comunicado de opinión más que se ha de olvidar o que atraerá una polémica burda para taponear tus verdades.

          Y sí, veo la ironía de utilizar un medio para hablar con crítica del mismo, aunque sea constructivo. Pero hay menos medios que lo acepten sin que no sea tendencioso a uno u otro bando, por eso utilicé este blog que roza con la equidad y que espero que quienes lo lean,  distribuyan esta carta abierta para ti, mi dulce y necesaria, Carta Abierta.

          Me despido de ti Carta Abierta, con palabras que me identifican: Humor y Paz, Carta Abierta; que cada reenvío de esta carta abierta te haga crecer como forma de comunicación, opinión, redención, en pro de mejorar lo que está fallando. Y son tantas cosas que fallan y no deberían, que te pasarás un buen rato leyendo, como espero hayan hecho muchos más que leyeron esta carta abierta para ti.

Y que nadie borre mi nombre y autoría Argenis Garnica Serrano, @Humoristech.

No hay comentarios.:

¡DALE CLICK Y CONTESTA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...