loading...

miércoles

Sácame la paloma (de @ReubenMorales)

Reuben Morales


Quienes tienen a la paloma como símbolo de paz, están equivocados. Obviamente su significado se estableció en la era de Noé, cuando le llevó una ramita de olivo al arca como muestra de que ya había terrenos secos tras el diluvio universal. Pero los tiempos han cambiado. Hoy en día la paloma es de los animales más perturbadores de la paz.


Cómo saca de quicio el ruido de una paloma gorjeando en la ventana. Y si te deja la ventana con un nido lleno de huevos, peor. Si los botas, el cargo de conciencia por haber despojado a una madre de sus hijos te carcome. Si los dejas nacer, después no descansas por el incesante ruido de los pichones.


Si no es eso, entonces una paloma entró volando a tu casa mientras no estabas y se instaló en la sala. Tú entras, la ves y te comienza una nerviosa piquiña corporal. Te envalentonas para agarrarla y sacarla, pero inmediatamente te gritan: “¡No, está llena de enfermedades!”. Entonces recurres a la escoba para espantarla y esa paloma arranca a revolotear dentro de la casa. ¡Tú empiezas a gritar, agachado y cubriéndote con las manos, como si eso fuese Drácula convertido en murciélago!


Si no es eso, entonces eres de las personas que cierra sus vidrios antes de salir y al regresar de la calle consigues a una paloma fallecida en la base de tu ventana luego de haberse estrellado contra el cristal. Ahora debes fungir de morgue.


Eso es en el ámbito doméstico, pues en lo relativo a actos públicos por la paz, la paloma no nos deja bien parados tampoco. Si te toca organizar dicho acto, debes encomendarte a la rara y estresante tarea de conseguir palomas blancas. Las grises, marrones o mixtas sobran, ¡pero no!, para un evento por la paz necesitas de las más escasas… ¡y muchas! ¡Vaya plan de logística! ¿Quién las vende? ¿Cuánto cuestan? ¿No se puede agarrar palomas de plaza y simplemente remojarlas en cloro para blanquearlas?


Supongamos consigues las benditas palomas blancas. ¡Pues más rabia da! En primer lugar porque debes transportarlas hacinadas y privadas de libertad… a un evento por la paz. En segundo lugar, porque invertiste tanto tiempo juntándolas, para ahora abrir una caja cuando te indiquen y adiós… Las palomas se van volando, despavoridas, como diciéndonos “¡Resuelvan ustedes su peo!”. Y no conformes, una de ellas suelta un regalito y le cae en el hombro a algún asistente del evento (quien obviamente viste su mejor guayabera blanca). Ahora la paloma de la paz le arruina la camisa y lo convierte en objeto de burlas entre los asistentes.


Un breve análisis semiológico basta para constatar que la paloma, como símbolo, tiene una connotación poco pacífica. Si estás a dieta, solo comes palomitas de maíz hasta aborrecerlas. Si te insultan, te pintan la paloma. Si estás viejo, no se te para la paloma. Si bebes con tus amigos, ni se te ocurra decir “paloma”. Te ametrallarán con una retahíla de “¡ummmju!”… “¡Lleve!”… “¡Rico!”... “¡Chinazo!”… “¡Así me decías anoche!”.


Para simbolizar la paz sobran animales mucho más pacíficos que la paloma. La estrella de mar, la pereza o el morrocoy, por ejemplo: perfectos ejemplos de calma y buena vibra. ¡No la paloma! Hoy una paloma solo podría brindarme paz si yo fuese mujer, gay o si estuviese viendo a Deyna Castellanos meter un gol de palomita. Claro, eso si no vives en Venezuela. Aquí la paloma pronto se convertirá en el símbolo proveedor de paz por excelencia; pues para calmar esta hambre, nada más barato que una rica paloma a la plancha. ¡Ay, chinazo!

martes

Uso Práctico de los Senos Grandes

Desde el principio de la humanidad, la mujer ha querido saber para qué sirven los senos grandes. El preguntarle a los hombres les ha traído respuestas que no las satisfacen tanto como a nosotros nos satisfacen admirarlos.

Pero como hay mujeres que son bendecidas y agradecidas, todas unas guerreras como ésta chica que no le entiendo su lenguaje y de verdad que no me importa, explica gráficamente, in situ, de manera breve y concisa, para qué sirven, abriendo un abanico de posibilidades, entre ellas, un posa quijadas, por ejemplo, la mía.

Admiren el video, yo no me canso de verlo y eso que tengo 3 días haciéndomela...haciéndolo.

sábado

Quiero una Novia Cosplay, ¿puedo, puedo, sí?

QUIERO UNA NOVIA COSPLAY, ¿PUEDO, PUEDO, SÍ?

No sé de qué serie sea, pero en serio se ve bien 
Quizás esto parezca fantasía nada más porque lo es, aunque es real, pero fantasía.

Desde niño he sido fanático del animé y los comics, lo que genéricamente en Venezuela de decimos comiquitas. Las de los ojos saltones y que se pisan la lengua o les sale un brillo en el ojo o una nubecita enfurecida o avergonzada de pronto, son los animé; así los distinguíamos y seguimos haciéndolo.

¿Y qué hay más bello que una mujer?, pues dos mujeres…y así sucesivamente, hasta protestando en contra de uno, eso no les quita lo bello y están en su elemento. Más hay algo que para nosotros los frikis (parejerías mías después de viejo, decirme friki en vez de decirme adulto que no quiere dejar de ser niño), para nosotros hay algo que nos escachalandra o descuajaringa los sentidos: una chica cosplay.

Y es que ver a una mujer con alma de niña, que le gusten los comics y animé, que invierta su tiempo y pasión a no estar con deportistas o sujetos con dinero (los frikis no hacemos dinero hasta después de graduado y eso sí alguien nos arrea, si no, el dinero es nuestro mayor desconocimiento), admirar a esa dama hacer cosplay es encontrar a una mujer que hace poses coquetas, pero vive sin poses.

No con lo último quiero decir que las que no hacen cosplay no tienen un alma sin discriminación, eso jamás lo diré. Pero sí parece, así que lo remiendo aclarando que las cosplay tienen un paso más allá, sin desmerecerlas a ustedes. Y en efecto, siento que la estoy embarrando más, pero ¿qué hago?, ya este artículo me hizo pensar en damas cosplay.

Están al día con los animé, saben cómo visten, sus armas, accesorios, acompañantes, poses, paisajes, acciones, movimientos, estilo. Las chicas cosplay saben de pelucas, maquillaje, ajustes y precisiones que transportan lo que vivimos en revistas o pantallas de televisión y cine, en cuerpo y alma, ¡y qué cuerpos…y almas también!

Están al pendiente de los videojuegos, tráiler de películas, juegos, series, mangas, ovas, cortos y demás; engalanan parques, plazas, playas, ríos, edificios y todo lugar con su presencia. Se toman fotos con el más nerd de los nerd o el más friki de los frikis o el más hípster de…ya entendieron, sin falsas sonrisas ni evitándoles cómo podrían hacerlo las modelos o edecanes en los auto-tuning.

Seguro me gané otro lío con ese último comentario. No quise decirlo, pero sí, es así.
No son un disfraz más, son la construcción de personajes, inversión de tiempo, dinero, modus vivendi y más. Pero les interesa llevar la ficción a la realidad más tangible, de la manera más fidedigna y con su toque personal.

Sí, tengo fantasías con chicas cosplay. No porque usen trajes corticos o bikinis o trajes súper estrafalarios pero impactantes y de buen gusto. Lo tengo porque son damas que están en sintonía conmigo, con los que escapamos un rato de la realidad a la ficción, que es escrita por personas reales, así que no demeriten lo laboral y lo prolijo de la creatividad humana.

He visto admiradores de otras damas con otras profesiones que no ahondan en ellas. Por eso es que nos tildan de superficiales. La mujer siente, vive, goza y es el motor que empuja al mundo, ganado con su inteligencia, estilo, mesura y entrega.

Eso está en una cosplay, la mujer que eligió mostrar su belleza con ese toque inocente, imaginativo, fantasioso, creativo, inusual, cuasi imposible, mágico, tecnológico, de bisutería, maquillaje, moda y construcción, fuerza, agilidad y memoria, el mundo de las cosplay.

¡Qué no daría yo por tener una novia/esposa cosplay!, en nuestra Venezuela hinchada…digo, inflacionaria, es carísimo. Pero me han dicho que por amor se hacen muchas cosas no usuales y una dama que será tantos personajes, el dinero pasa a otro plano. Y sí es una hija cosplay, pues siento que le dejé un futuro que va más allá de la plata, el futuro que me inculcaron, en el que hiciera lo digno, que me dejara vivir sin incomodidad y sobre todas las cosas en el que fuera feliz y contagiara mi felicidad.

Así que sí eres una chica cosplay, ya me ganaste como premio de consolación.

Lcdo. Argenis R. Garnica S.

Redes:  @Humoristech

Temas e Ideas para un Blog (4 de 4)

Lo importante de poder establecerte en sitios altos en los navegadores, es que al fin hiciste algo bueno con tu vida y con todas las horas pegado ante la computadora mientras el mundo que antes clamaba por ti, ya te ha olvidado porque lo descuidaste.

Pero no te sientas mal, que como tú, estamos muchos. Sólo debes autodenominarte "Community Manager para tu marca" o "gestor social de tus redes sociales" y eso te dará sentido y propósito en la vida. Te ayuda a crear campañas publicitarias que pocos compran porque la gente en mérica Latina no cree en los blogs para su Publicidad. Lo bueno es que en España sí, mira aquí.

Aquí finaliza este ciclo importante de términos a usar para levantar tus redes teniendo temas y no trancarte. Sí eres mujer y te sientes sin ánimo, pregunta mi Whatsapp y te animo. Sí eres hombre, a ver qué haces, pero conmigo no cuentes.

Q: Queso, Quesería, Qué sería de mi sin ti, Querer, Quilo, Quico, Quentin, Querencia, Querer, Quiero, Querendón, QuerreQuerre, Quilombo, Qatar, Quesillo, Quesitú, ¿Qué es lo qué?

Religión y místico: Sobre tu devoción católica o devoción al ateísmo dañino que hablan más de Dios que otros. Sobre las sectas, dogmas, y demás cosas que te obligan a buscar un diccionario. Sobre la gente que se esconde entre el colchón y el box cuando llegan los Testigos de Jehová. Quienes rezan a los Ángeles de Charlie. Quienes adoran a los Santos Pingüinos, Batman. Quienes le colocan a su autobús “Gracias al Ánima de Pikachú” por los favores recibidos. Los que no salen de casa sin leer el horóscopo o ver lo que dicen las cartas, gente supersticiosa, defecto que no tenemos los que nos rige el signo de Acuario, nacidos el 27 de Enero.

Redes sociales: Sobre el amplio conocimiento en desconocer mucho sobre las redes pero que sabes en verdad ampliamente disimularlo. Tener todas las redes sociales y estar solo en la vida real. Ese tema nunca se agota, me consta, yo que he quedado sentimentalmente más solo que peorro en ascensor.

Salud: Sobre la que tienes y no valoras hasta que te ocurre algo que no te deseamos. O la que tienes y le quieres entucar a los demás, terminando enfermo de úlcera porque nadie te hace caso y tú haciéndote mala vida.

Shopping: Igual que en el Marketing, que suena feo sí le dices Mercadeo, “Ir de compras a” suena un poco trillado y no atractivo que decir shopping. Sugiere todas las cosas buenas y caras que tú jamás podrás comprar, que otro se joda gastando en superfluosidades.

Sponsor: Aquel que te recomienda páginas para ganar dinero a las que no se redirigen porque les da miedo. Gente desconfiada que no confían en mí. Ahora que el dólar paralelo está tan caro, deberían de hacernos caso y dar click en los enlaces que los llevarán a la forma de ganar euros o dólares,escribiendo, tuiteando, posteando en otras redes.

StandUp: La joya de la corona de la comedia actual. No puede morir a menos que los dueños de locales quieran con su ineptitud y codicia. Escribe sobre eso y te vetarán en muchas partes, como a mí, @Humoristech.

Tarot: Ya lo dije, pero bueno, echarse las cartas no está sobrando. Malo es que te salga la carta de la muerte, enviada por un sicario que te avisa que pongas tus asuntos en orden.

Teatro: Sobre el que se hace en las tablas, las calles, los bares, los auditorios municipales, ante las parejas, ante la familia, ante el jefe, ante las cortes, ante los policías, ante la gente a la que le debes.

Telefonía móvil y Tablet: Sobre los avanzados celulares y tablets que quieres tener y ni trabajando 3 vidas seguidas podrás costear. Recomendar aplicaciones para saturar el teléfono de los incautos y así sentir una rara satisfacción que jodiste al que sí pudo comprar el teléfono aunque no tiene idea de cómo sacarle el 10% mínimo de sus verdaderas capacidades. Sobre las Tablets de planchar o las Tablets de multiplicar puedes hablar bastante y divagar, al menos eso sabes, ¿o no?

The Walking Dead: Al igual que Game of Thrones, son series especialmente creadas para que capten muchos adeptos y éstos, atosiguen en la vida 2.0 y 1.0 y las que vengan, a quienes no la ven, creando una nueva especie de Bullying de cosas ficticias pero impactantes que sí no las ves, no estás en nada y deberías sr lanzado por un barranco con un supositorio de pepino.

Tu país: Habla sobre tu país, las cosas buenas, como todos, déjalas para luego, muy pequeño, eso no lo lee nadie. Prefieren el amarillismo y que les digan lo que quieren oír o leer y no lo que deben. Habla de lugares de tu país que no conoces, pero te contaron otros que tampoco han ido.

UE: Sobre la Unión Europea es muy bueno hablar sobre su arquitectura, historia, comida y las guerras y cómo se libraron de ellas y evolucionaron con una nostalgia por tener problemas que les entristece ya que se la pasan avanzando en la vida, la mayoría al menos. Ocurre casi igual con Asia, más que allí se superan y no se jactan, tan sólo obligan a los países pequeños a hacerse el Harakiri.

Venezuela: Mi país. Yo lo hablo como mío porque mío es. En las buenas y en las malas. Yo te sugeriría hicieras lo mismo, porque todo el mundo le dice “éste”, devaluándolo tanto como el gobierno a la moneda. Y más cuando le dicen mierda, cagada, blasfeman o porquería. Siempre olvidando que ellos son parte de él y hasta de sus problemas, los cuales no se solucionan con palabras peyorativas. Sí lo entiendes, te felicito, eres digno de mi país. Si no, anda a que te coja un burro y te remate un elefante.

Viajes y turismo: Sobre los viajes que has viajado en verdad y mucho mejor, los que viajas leyendo páginas web. Copia y pega. Turismo, pues sí pueden, que gasten poco y disfruten mucho. Sí, esa frase no puede ser más de ciencia – ficción, pero quise darles un viaje a lo fantástico de la imaginación. Guíate por allí para que seas guía turístico de la nueva era.

Videojuegos: Sobre los juegos que te gustaban, los de ahora, las consolas, los juegos para PC, juegos para Xbox, juegos para PSP, juegos para Nintendo y juegos para adultos en orgías, que no es virtual, sino real. Sobre la inutilidad de soplar el CD o DVD para que lo lea el aparato, puesto que ya no estamos en los 90 y no son cassettes.

Virus: Sobre cómo curar virus y descargar aplicaciones en páginas que terminan infectándote de nuevos virus, como Softonic.

WhatsApp: Hablar sobre las formas de hacer mejor el rendimiento de WhatsApp, su soporte, lo que pone y quita, sobre cómo salirte de un chat sin que tu vida penda por ello.

Wordpress: El rival de Blogger, el que usan los que son execrados por adsense y de los que manejan cuentas de Marketing y desean una web que gaste dinero en hosting y te invitan a que hagas lo mismo. Pobres perdedores, me quedo con Blogger. Sí tú eres uno de ellos, me tienes que tratar de usted y sin verme a los ojos, apenado.

X: Xilófono, Xerox, Xenón, X-Men, Xenofobia, Xerófilo, eres X en mi vida.

Y: Y de Y o Y de Y, dependiendo de cómo la nombres en la frase. También el famoso ¿Y?, para decir que me importa un coño tú opinión.

Z: Z del Zorro, Zorrillo, Zamuro, Zambo, Lord Z (de los Power Rangers), Zzzzz (onomatopeya de dormir). Zulia, Zimbawe, Zambia, Zandra con Z.

lunes

¿Cuándo te vuelves Adulto? (de @ReubenMorales)

¿CUÁNDO TE VUELVES ADULTO? 
Reuben Morales 

Hace unos días tuvimos la muestra de mi taller de stand-up comedy y Tato, uno de los alumnos, cerraba su presentación colocando esfamosa canción de Luis Miguel cuya letra dice: “¡Si no supiste amar… ahora te debes marchar!”. Adía siguiente, Tato me comentó que su hermana, veinteañera, le dijo: “Deberías cerrar tu rutina con una canción más conocidaÉsa jamás la he escuchado”. En ese momento me cayó la locha. Ni el nacimiento de mi hijo, ni mis treinta y seis años... La declaración de la hermana de Tato fue lanunciación más contundente de mi estado actual. Soy un adulto. 

Muchas veces nosotros, los de mi generación, caemos en la ligereza de dar referencias de otra persona diciendo: “Es gordo, cabello negro… un chamo, como yo”. ¡Error! Ese adjetivo ya no califica. Uno es adulto. Y si estabas como yo, en una especie de purgatorio generacional, te doy unas pistas para que asumas tu condición de adultez. 

Eres adulto cuando ya cruzó tu mente la siguiente frase: “¡Cuánto daría yo por volver a tener veinte años, pero con la experiencia que tengo ahorita!”. 
Cuando agarras una rabieta y luego, al tranquilizarte, piensas: “¡Me molesté igualito que mi papá!”. 

Cuando viste Snapchat por primera vez y dijiste “¡No entiendo nada!”. 
Cuando te parece buenísima la red social Linkedin. 
Cuando comienzas a tomar Omega 3 “por no dejar”. 
Cuando dices cualquier barrabasada, poniendo cara de intelectual preocupado, y la gente te presta más atención. 
Cuando se te ocurre tener una pareja menor que tú y luego no le llevas el trote. 

Cuando rumbeas hasta el amanecer y te toma dos y hasta tres días recuperarte. 
Cuando te asumiste capilarmente y ya no te peinas para adelante buscando tapar tus entradas. 
Cuando sientes injusticia porque un deportista más joven que tú, gana más que tú. 

Cuando el médico te diagnostica problemas de tensión. 
Cuando caminar dándole vueltas a un parque es ejercicio. Ahora, pero eres más adulto si ya te autodenominas “runner”. 
Cuando sales a rumbear, orgulloso de tu pinta, y una mujer te dice: “¡Mijo, techaste colonia de viejo!”.  

Cuando una mujer baila reguetón contigo, te recuesta las nalgas, las mueve para arriba y para abajo y tú, por eso, ya asumes que ella quiere algo contigo. ¡NO!... Así se baila ahora. 
Cuando consideras un plan divertidísimo sentarte a tomar café con unos amigos en una panadería. 

Cuando el pan integral te parece “¡RIQUÍSIMO!”. Y si tiene semillas, un manjar. 
Cuando te emociona llegar a casa, prepararte un sándwich (con pan integral) y sentarte a ver CNN. 
Cuando en la calle escuchas expresiones como trolearchanceobeta, “yo la choco” y no entiendes nada. 

Cuando vas a comprar zapatos y prefieres unos New Balance en vez de unos Nike. 
Cuando caes en cuenta de que estás a punto de cumplir veinte años de graduado de bachiller. 
Cuando estás de visita en tu antiguo colegio, vas a la cantina y, en medio de la cola para pedir, un estudiante te dice: “Señor, un permisito”. 

Ojalá hayas llegado hasta aquí sin un infarto. De antemano agradezco al novel comediante, Tato, por servirme de inspiración para este artículoAmigo, prometo pagarte ésta entrando a tu perfil de Linkedin para recomendarte. ¡Ah!, y por favor no te horrorices cuando veas a tu hermana bailando reguetón así. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

...